EE.UU.: acciones cayeron 20% desde que asumió Obama

Se trata de la caída más abrupta desde que asumió un presidente en 90 años, según una compilación hecha por la agencia Bloomberg. Las empresas que cotizan en el Dow Jones se descapitalizaron en 1,6 billones de dólares.
El Dow Jones bajó 20 por ciento desde el día de la asunción de Barack Obama, la más rápida caída con un nuevo presidente en al menos 90 años, según datos compilados por la agencia Bloomberg.

El Dow Jones de Industriales, el principal índice de Wall Street, perdió el 53 por ciento desde su récord de octubre de 2007 de 14.164,53 puntos, descendiendo 4,1 por ciento a 6.594,44 ayer.

Más de 1,6 billones de dólares han sido borrados en la valorización de las acciones de EE.UU. desde el 20 de enero, ya que las crecientes pérdidas bancarias y el aumento del desempleo convencieron a los inversores de que la recesión está empeorando, según un despacho de Bloomberg.

El presidente Obama corre el riesgo de romper un patrón en el cual el Dow se ha disparado 9,8 por ciento en promedio en los 12 meses posteriores a la ocupación de la Casa Blanca por un demócrata, según de Bloomberg.

"La gente pensó que habría un breve repunte con Obama, y eso no ha ocurrido", dijo Uri Landesman, quien supervisa unos 2.500 millones de dólares en la filial de gestión de fondos de ING Groep NV en Nueva York.

"Esto refleja la devastación de la economía y la falta de confianza en las medidas anunciadas", aseveró Landesman.

Un mercado bajista se define como una declinación de 20 por ciento o más. Comprar acciones "es posiblemente un buen negocio" para los inversores a largo plazo, dijo Obama el 3 de marzo.

Ese día comparó las fluctuaciones bursátiles diarias con una encuesta de seguimiento político y dijo que no ajustaría sus políticas solo para satisfacer las expectativas del mercado.

El Dow Jones bajó 31 por ciento desde la elección de Obama. Citigroup Inc. encabezó el desplome, perdiendo 71 por ciento. El Gobierno propuso asumir una participación de 36 por ciento en el banco neoyorquino, reduciendo el porcentaje de los accionistas. General Motors Corp., de Detroit, se derrumbó 53 por ciento después de decir que necesitaba más ayuda gubernamental.

En tanto la economía de Estados Unidos se contrajo a una tasa anual de 6,2 por ciento en el cuarto trimestre, la mayor desde 1982, según el Departamento de Comercio.

El desempleo trepó a 7,6 por ciento en enero, el más alto desde 1992; los estadounidenses se atrasaron en los pagos de sus hipotecas y los bancos ejecutaron casas a un ritmo sin precedentes.

"Las perspectivas de recuperación en el sector financiero, a pesar de toda la ayuda gubernamental, todavía parecen más bien remotas", opinó John Carey, de Pioneer Investimente Management en Boston.

"Hemos tenido una economía débil durante un par de años, y no vemos que el estímulo funcione a esta altura. Eso es lo que pesa en las mentes de los inversores", sostuvo Carey.

Desde 1900, solo en dos ocasiones cayó el Dow en los 12 meses posteriores a la elección de un presidente demócrata: después de la victoria de Woodrow Wilson en 1912 y luego de la de Jimmy Carter en 1976.

Comentá la nota