Educarse es más caro, divertirse no

El índice de precios arrojó un moderado 0,6 por ciento de aumento en marzo, 1,6 en el trimestre y 6,3 en un año. Alimentos, con una suba del 0,4 por ciento en el mes, todavía mide 2,6 por ciento menos que un año atrás.
El costo de vida en marzo registró un alza del 0,6 por ciento, conforme a la medición del Indec, impulsada por aumentos en las cuotas de los colegios, en materiales escolares y en los gastos de salud, incluidos medicamentos y cuotas de prepagas. El primer trimestre del año cerró con un alza acumulada en los precios minoristas del 1,6 por ciento, en tanto que de la comparación con marzo del año pasado resulta una suba interanual del 6,3 por ciento. Los cambios de metodología introducidos por el Indec a lo largo de los últimos dos años, en particular en las referencias que se toman para la medición, fueron distanciando las estimaciones oficiales de las del sector privado. En el caso de los alimentos básicos, que se utilizan para la estimación del costo de la canasta básica, su valor medio en marzo resultó 2,6 por ciento más bajo que el nivel correspondiente al mismo mes de un año atrás.

Los rubros minoristas que mostraron las mayores variaciones en marzo son Educación (4,6 por ciento) y Atención de la salud (2,3 por ciento). Dentro del primer rubro, en forma desagregada, se observa un incremento del 5,3 por ciento en servicios educativos (básicamente, cuotas de colegios privados) y del 3 por ciento en útiles y textos escolares.

Contra esta suba, empujando el índice general hacia abajo, el rubro Esparcimiento mostró una caída del 1,3 por ciento, traccionado por un descenso del 3,8 por ciento en turismo. La incidencia a la baja en el índice general del rubro Esparcimiento fue, en marzo, equivalente a la incidencia a la suba que tuvieron los incrementos registrados en Indumentaria, y Vivienda y servicios básicos, lo cual es lo mismo que decir que se anularon mutuamente.

Los alimentos subieron en marzo 0,4 por ciento de acuerdo con la medición oficial, que se produjo por subas de 0,8 por ciento en frutas y lácteos, 0,7 por ciento en carnes y una baja del 1,1 por ciento en verduras. Indumentaria registró un incremento del 0,6 por ciento, pero con un alza del uno por ciento en calzado y ropa interior y del 0,2 por ciento en ropa exterior. El costo de los alquileres, según el Indec, promedió un alza del 0,2 por ciento en marzo.

El costo resultante de la canasta básica de alimentos, referencia para medir la línea de indigencia, alcanzó a 443,53 pesos en marzo para una familia tipo. Es decir, ese sería el valor necesario para adquirir una canasta de alimentos básicos para asegurar la porción de kilocalorías necesarias para un adulto varón y otro mujer de mediana edad, un niño en edad escolar y otro menor de seis años. Ese valor resulta 2,6 por ciento más bajo que el vigente en marzo de 2008, y 0,11 por ciento menos que en el último mes de diciembre. Con respecto a febrero, el aumento mensual fue del 0,4 por ciento.

La Canasta Básica Total revela entre esos mismos períodos variaciones distintas a la de Alimentos, ya que en el último mes aumentó 0,58 por ciento y en los últimos doce meses –respecto de marzo de 2008– creció 1,46 por ciento. En el primer trimestre del año corriente, la CBT, en base a la cual se fija la línea de pobreza, acumula un crecimiento del 1,7 por ciento. El valor resultante de la canasta básica total para una familia tipo resultó en marzo de 996,74 pesos.

Los otros índices que publica el Indec, el de precios de la construcción y el de precios mayoristas, arrojaron resultados también moderados. El primero observó un aumento del 0,3 por ciento, con una composición de subas del 0,5 por ciento en materiales y uno por ciento en gastos generales, mientras el costo en mano de obra permanecía estancado. En precios mayoristas, la suba fue del 0,9 por ciento, con aumentos similares en productos nacionales e importados.

Comentá la nota