La educación pública rionegrina, en crisis.

Como consecuencia, crece la participación de la escuela privada en el sistema. Un estudio oficial detalla cómo caen los indicadores de la matrícula estatal.
El prolongado paro gremial dispuesto por la Unter desde principios del ciclo lectivo, que permitió normalizar el dictado de clases en toda la provincia recién a partir del 7 de abril, habrá afectado sin remedio a los alumnos de escuelas públicas rionegrinas que lo padecieron. Y, sin duda, los más perjudicados serán los niños y jóvenes de aquellos sectores que, por imposibilidad económica o geográfica, no tienen posibilidad de optar por una escuela privada, y los de aquellos que por opción ideológica prefieren la educación estatal.

Hasta el momento, han sido verdaderamente decepcionantes los diálogos entre el gremio Unter y funcionarios de gobierno tendientes a elaborar una estrategia eficaz para evitar que la medida sindical perjudique la educación de los alumnos cuyos docentes adhirieron total o parcialmente a la huelga. En un principio, el gobierno se mostró severo, descontó los haberes no devengados por quienes no habían concurrido a cumplir con su obligación de trabajar. Pero cuando el gremio se mostró dispuesto a discutir el modo de impartir los contenidos perdidos se abrió una etapa de tires y aflojes que ha dejado el tema en una nebulosa.

Por esto de que los árboles impiden, en ocasiones, tener una visión del bosque en su conjunto, es probable que tanto funcionarios como gremialistas no adviertan las transformaciones que ya se están produciendo en la estructura educativa de la provincia y que, en principio, pueden ser atribuidas a la inveterada costumbre de usar a los alumnos de la educación pública como rehenes de los reclamos de incremento salarial.

Según el documento "Evolución de Indicadores del Sistema Educativo Provincial" elaborado por el propio ministerio provincial del área, es notable en la última década que el sector de la educación privada ha crecido mucho más que el estatal. Y que precisamente la educación primaria, el nivel que concentra casi la mitad de la matrícula, ha decrecido en el Estado tanto en lo que respecta a alumnos de Primario Común como de Primero de Adultos.

La relación que surge del cociente entre la matrícula que existente en el 2008 por la que existía en 1997 permite observar una tasa de crecimiento total en Río Negro de 1,054 en el sector estatal y una muy superior -de 1,421- en el sector privado. La desaceleración en el crecimiento de la matrícula en escuelas públicas se advierte más aún si se considera que en la década anterior a la analizada -la que fue desde 1975 a 1985 había crecido a razón de 1,662.

La diferencia en la última década es mayor aún si se toman los niveles Superior -en el cual el sector privado creció un 3,308 contra un 1,283 del estatal- o Medio -en el cual el sector privado creció a una tasa de 1,531 contra un 1,255 del sector estatal.

Pero en el Nivel Primario es en el cual se advierte con mayor fuerza el éxodo de alumnos del sector estatal al privado, puesto que se registra una tasa de crecimiento negativa -del 0,930- pese a que la población de la provincia no ha dejado de crecer a un ritmo mayor a la media del país. En 2008 el nivel Primario Común de educación estatal en Río Negro tuvo 75.964 alumnos, 5.691 menos que los 81.655 alumnos que el mismo nivel tenía en 1997, diez años atrás.

En el nivel Medio, la evolución de la matrícula en el sector estatal en Río Negro no llega a ser negativa pero sí es baja -un 1,255- si se la compara con el crecimiento a una tasa de 1,531 que registró el mismo nivel en el sector privado.

El análisis regional de las variaciones en la matrícula de los sectores estatal y privado permite llegar a otra conclusión: que las regiones Sur y Valle Medio son aquellas que más fuertemente han acusado el efecto, ya que -aun cuando las huelgas docentes han afectado del mismo o similar modo cada ciclo lectivo- los alumnos no han tenido allí la posibilidad de optar por concurrir a un establecimiento privado, porque no los hay. En la Región Sur no hay ni escuelas privadas Primarias ni Primarias de Adultos ni de Nivel Medio, mientras que en Valle Medio hay cinco establecimientos privados de Primario Común y tres de nivel Medio, aun cuando allí se ubican ocho ciudades. En similar situación se encuentra la región Atlántica, donde sólo hay un establecimiento privado de nivel Primario y uno de nivel Medio.

Un dato singular que surge del mismo dossier es el crecimiento incesante de los cargos docentes y las horas cátedras en escuelas estatales, que no parecen haber acompañado los avatares de la matrícula. En el mismo lapso en que la matrícula total de los establecimientos estatales crecía a una tasa de 1,054, la cantidad de cargos docentes creció en 1,644 y la cantidad de horas cátedras a un ritmo de 1,606. En tanto, el costo anual de las licencias docentes apenas se ha moderado en un leve porcentaje en los últimos dos años, bajando del 9,66% sobre el total que registró en el 2006 a un mejor 9,59% en el 2007 y a un 8,63% en el 2008.

Comentá la nota