"La educación en el país está llena de discursos políticos para la tribuna"

El escritor bandeño habló sobre el fracaso escolar de los alumnos en la secundaria y dijo que la responsabilidad central es de los padres. El psicólogo y escritor Sergio Sinay tiene una visión crítica de la educación en la Argentina y a la hora de emitir opiniones es absolutamente abierto, al punto que denuncia que la educación "está llena de discursos políticos para la tribuna y los docentes están agobiados por el abandono de parte de los que diseñan las políticas oficiales".
Así lo plasmó en una extensa entrevista telefónica concedida a EL LIBERAL, en la que desgranó conceptos variados referidos a la situación actual de la escuela argentina, a la función que deben cumplir los padres y cómo debería ser el rol de los docentes".

¿Cuál es su visión del actual sistema educativo en la Argentina?

A mí me parece que la escuela no es la que educa. Es la que enseña, informa, entrena, socializa, crea las condiciones para que los chicos empiecen a prepararse para el mundo en el que van a vivir.

¿Cómo debe educar la escuela?

Creo que educar es transmitir valores, enseñar a vivir relaciones de sujeto a sujeto donde el otro es un fin y transmitirles dignamente a los chicos la idea de que hay un sentido en cada vida y la misión de vivir es descubrir el sentido de la propia vida a través de cómo uno se relaciona y se compromete.

Educar, entendido de esta manera, es responsabilidad central de los padres, del hogar y de los adultos significativos que cumplen las funciones materna y paterna.

¿Cuál es la situación actual de la escuela?

La función de la escuela, que es la de enseñar, seguramente está en crisis en un mundo en cambio, hay mucho que se puede discutir y mejorar, pero lo que no se le puede pedir a la escuela es que cumpla la función de los padres y del hogar.

Me parece, además, que las funciones de la escuela y del hogar no son opuestas sino complementarias, son socios necesarios en la función de orientar las vidas de los jóvenes para que sean vidas autónomas y capaces de encontrar su propio sentido.

¿Se puede decir que hay una crisis educativa?

En cuanto a lo que se llama crisis educativa en relación a los chicos que se llevan materias, lo primero que hay que preguntarse es si los padres están cumpliendo sus funciones. Hay padres que se enfrentan a la escuela cuando les recuerdan a través de los boletines que están incumpliendo sus funciones y como si fueran niños se enojan con la escuela, y esto es preocupante porque quiere decir que los padres, desde el punto de vista emocional e intelectual, son más chicos que los chicos. Es como que en los hogares no hay adultos que cumplan con sus funciones.

¿La escuela secundaria tiende a formar para la universidad o para conseguir trabajo?

La educación en general se orienta a formar técnicos específicos para conseguir trabajo, y cada vez menos se da una visión humanista e integral del mundo y de las relaciones humanas. Me parece que no es en la escuela donde se descubre la verdadera vocación, la escuela es donde se recogen herramientas para encontrarla, pero la va a encontrar en la vida cuando vaya madurando como persona.

Entonces, ¿cuál debe ser la función de la escuela?

Para lo que tiene que preparar la escuela y complementar con el hogar es que los chicos se desarrollen como personas, no como profesionales, porque hay profesionales que están bien dotados, pero son de una pobreza pasmosa desde el punto de vista del desarrollo espiritual, emocional y afectivo. Pienso que la escuela y la universidad, más que preparar profesionales, tienen que preparar personas, seres humanos.

También creo que la escuela y el hogar se tienen que integrar en la formación de personas, y me parece que se están integrando en la deformación más que en la formación.

¿Cuáles son los puntos débiles de la educación en la Argentina?

La educación está llena de estudios estadísticos que no sirven para nada en la vida real de los chicos, está llena de discursos políticos para la tribuna, los docentes están agobiados por el abandono de parte de los que diseñan las políticas oficiales que piensan en términos de intereses políticos y no en función del bien común. La gran crisis que pasa la escuela es porque quienes diseñan la educación en lo que menos piensan es en los alumnos y en los docentes, que son el vínculo esencial en el proceso educativo.

¿Qué deben hacer los docentes para revertir esta crisis?

En lo que menos deben pensar es en la currícula y en cumplir con los programas. Los docentes en estas condiciones de abandono de una visión educativa por parte de quienes gobiernan para justificar su vocación deben generar vínculos humanos con sus alumnos, después vienen las notas, porque si el vínculo está creado y el chico se siente tenido en cuenta al menos en algún lugar, ya que en sus casas los olvidan, entonces habrán cumplido una función que no será la que quieren los ministros o las que salen en las estadísticas, pero sí lograrán, por lo menos, orientar alguna vida y el que orienta una vida salva al mundo.

Comentá la nota