Educación: garantizar los 180 días de clases a cambio de "no descuento".

De la segunda reunión en la Justicia Federal surgió la propuesta de que se recuperen las jornadas de clases perdidas por paro y un mes de tregua, a cambio del reintegro de descuentos y no más "recortes". El Gobierno no aceptará la proposición.
La intervención de la Justicia Federal en el conflicto docente posibilitó ayer al menos una intención de acuerdo entre gremios y Gobierno. Los sindicatos garantizaran los 180 días de clases, si se les reintegran las sumas descontadas por los paros de marzo y no se recortan los haberes por las huelgas de abril. De acordar este punto, la propuesta que surgió ayer, en la segunda reunión conciliatoria, se completará con una "tregua" de un mes, tiempo durante el cual los gremialistas buscarán discutir la cuestión salarial.

"Lo que queremos es que los sindicalistas dejen de lado las medidas de fuerza para que se cumplan los 180 días de clases, al que ellos adhirieron con su firma en acuerdos con el Estado nacional", dijo el fiscal de Estado, Fernando Carbajal, tras el encuentro.

Ante el juez federal Carlos Soto Dávila, Carbajal pidió a los referentes de ACDP, AMET, UDA y MUD que garanticen los 180 días de clases. Los gremialistas recepcionaron el pedido y abrieron la posibilidad de satisfacerlo aunque a cambio de que se devuelva a los docentes las sumas que se descontaron por los días de paro realizados en marzo. Es decir que se reintegren los $250 que la Provincia no aportó este mes para completar el piso salarial de $1.490 en los casos de docentes huelguistas; y los montos descontados por cada día de huelga.

Los sindicalistas pidieron también que no se avance con descuentos para las jornadas de paro realizadas en abril.

Así, los gremios propondrán un modo de recuperación de días de clase perdidos. El mecanismo ideado ayer por los sindicalistas llegará hoy al Ministerio de Educación. La propuesta sindical incluye la posibilidad de sumar jornadas durante el ciclo lectivo incluso durante diciembre.

La propuesta de los gremios también incluye una "tregua" de un mes a cambio de las garantías de discusión salarial. Es decir, los sindicatos no convocarán a huelga durante 30 días, pero a condición de que ese tiempo sea utilizado para negociar el aumento salarial que reclaman y que motivó los 15 días de paro realizados en lo que va del año.

Sin embargo, anoche, desde el Gobierno adelantaban que rechazarán la propuesta que realizarán los sindicalistas.

El Gobernador, Arturo Colombi, insistió en que los sindicalistas docentes deben explicar a la sociedad las razones de la huelga de los maestros cuando se trata del único sector que tuvo un incremento salarial.

La definición sobre la propuesta -cuyo final está anunciado desde antes del primer capítulo- se conocerá el próximo lunes, cuando los referentes sindicales y el fiscal de Estado vuelvan a encontrarse ante el juez federal.

CTERA en Corrientes

La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), bajará hoy a Corrientes para apoyar la "lucha" docente, a través de la secretaria general Stella Maldonado y el secretario gremial Gustavo Maure. También llegarán representantes de gremios de Formosa, Chaco y Misiones.

Los referentes sindicales brindarán una conferencia de prensa a las 11 en Jujuy 1325. Luego participarán de un plenario provincial de SUTECO. "Fijarán posturas y acciones respecto de las cuestiones salariales y laborales", informó SUTECO.

Los "recortes" comenzaron a llegar a los bolsillos

Los descuentos salariales por los 9 días de paro comenzaron a llegar a los docentes huelguistas. Con el pago de haberes a la Administración Pública que comenzó el pasado lunes, empezaron a hacerse efectivas también las "sanciones" monetarias para los educadores que eligieron la huelga como método para reclamar un aumento salarial que eleve el básico a mil pesos.

Se trata de la quita de los 250 pesos que la Provincia debe aportar para alcanzar el piso salarial de 1.490 pesos y de las sumas correspondientes a cada día no trabajado.

Así, y según estimó el fiscal de Estado Fernando Carbajal, unos mil docentes verán recortados sus sueldos en un promedio del 35 por ciento.

De acuerdo al cálculo hecho por el Ministerio de Educación, un docente sin antigüedad que haya hecho los nueve días de paro cobrará aproximadamente 460 pesos menos. Los educadores con antigüedad cuyo salario ronde los 1.878 pesos sufrirán un descuento de aproximadamente 656 pesos. En tanto para un director de escuela con un sueldo de unos 2.963 pesos, la quita rondaría los 1.000 pesos.

Comentá la nota