Ley de Educación: cuestionan vetos que Jorge hizo a borrador de diputados

El gobernador Oscar Mario Jorge revisó el "borrador" de la Ley de Educación que prepararon los legisladores provinciales, en el cual habían incluido sugerencias de gremios y otros sectores, y lo devolvió a la Legislatura con correcciones y modificaciones.
El informal mecanismo de veto que se arrogó el Ejecutivo ya había generado un fuerte cuestionamiento de parte del principal gremio docente, la UTELPa. Pero, ahora, que trascendieron los detalles y el espíritu de las correcciones, sobre el gobernador comenzó a recaer una catarata de cuestionamientos.

"El criterio es economicista y neoliberal, conservador en lo ideológico. Quiere sacar responsabilidad al Estado fundamentalmente en el financiamiento de la educación", sostuvo ayer la secretaria general de UTELPa, Noemí Tejeda, consultada por El Diario. Además, las correcciones de Jorge recibieron ya el repudio de las organizaciones que agrupan a descendientes de los aborígenes, ya que se eliminaron las referencias a la cultura de los pueblos originarios en la redacción de la ley.

Entre otros puntos polémicos, Jorge pretende restituir la "municipalización" de servicios educativos, no incluye la formación sexual en todos los niveles educativos, establece políticas de becas a alumnos en riesgo en establecimientos privados pero no en la educación pública y elimina la gratuidad de la escolarización de los niños en salas de 4.

La nueva Ley de Educación de la provincia viene con un trámite complicado. El año pasado el Gobierno envió el proyecto pero no se trató en Diputados en los plazos previstos. Comenzó a analizarse este año en la Legislatura provincial y le introdujeron algunas correcciones solicitadas por los representantes docentes. Sin embargo, en lugar de bajar el proyecto al recinto, se lo devolvieron al Ejecutivo.

En los últimos días Jorge lo devolvió y, según trascendió, tachó varios puntos de la redacción del borrador. "No acordamos con esta mecánica. Viola el principio de autonomía de los poderes. Esperamos que los diputados mantengan los puntos de lo que pretendemos como una ley que sea progresista y que en algunos aspectos debería mejorar la nacional", indicó Tejeda.

La UTELPa pretende que los diputados no le hagan caso a Jorge. Ya enviaron un documento con este pedido. "No tiene por qué estar haciendo modificaciones. Es la hora del Legislativo. Tienen la responsabilidad política de que salga una ley con el mayor consenso posible y para mucho tiempo. Y no que se repita la historia de una ley votada solamente por el oficialismo, como la anterior, y que tenga resistencias que hagan que termine igual que la Ley Federal", advirtió.

"Objetamos la mayoría de las modificaciones (propuestas por Jorge). En líneas generales, tienen un criterio absolutamente economicista, trata en general de no dejar explícita la responsabilidad indelegable del Estado de financiar la educación. En esto tiene una gran diferencia con la ley nacional", marcó.

Sin gratuidad

"El punto más serio es que los diputados habían sacado el artículo 6, que fijaba la corresponsabilidad de los municipios con el financiamiento de la educación. Eso lo mantiene el Ejecutivo", precisó la gremialista.

Por otro lado, el gremio brega para que se incluya en la ley que el 30% del presupuesto provincial corresponde a Educación. Sin embargo, Jorge pretende "mantener el esquema de la ley actual, en el cual aparece el 34% pero le descuentan lo que invierten en obra pública y también colocan dentro de ese porcentaje recursos específicos para el área como es la Ley de Financiamiento o el Incentivo Docente".

"El Ejecutivo intenta nuevamente sacarse responsabilidad al Estado a la hora de fijar políticas claras de estado desde el punto de visto socioeconómico para garantizar la obligatoriedad de la educación", señaló Tejeda. En ese sentido, explicó que el borrador de la ley contiene la universalización de las salitas de 4, con carácter obligatorio, pero paradojalmente no garantiza la gratuidad. "Eliminó el inciso del artículo que menciona la gratuidad. Esto es llamativo. Y los diputados lo tienen que recomponer", apuntó.

Becas a privados

En el capítulo de educación privada del borrador de la nueva ley, los legisladores suprimieron, a pedido de los gremios, un artículo que establecía que el Estado debería garantizar a los padres la posibilidad de elegir entre la educación privada o pública para sus hijos. "Significaba que podían reclamar al Estado el valor de la cuota para que vaya a la privada y no a la estatal", explicó Tejeda.

En cambio, subrayó la gremialista, Jorge sostuvo otro artículo en el cual figura que el Estado provincial, además de subsidiar la cuestión salarial en los colegios privados, también puede hacerlo para solventar gastos de no docentes y becas para atender a la población en riesgo social.

"Nos oponemos. A la población en riesgo la tiene que atender la educación pública y no la privada. Con las becas hay que apostar a las familias de los sectores en riesgo para sostener una educación en calidad e igualdad. En todo el articulado de la ley no habla una palabra de becas en el sector público. Esto tiene que estar expresado en términos generales para el sistema público y no para el privado solamente", remarcó. Y aclaró que "no estamos en contra de la educación privada, fundamentalmente de esas escuelas privadas que en nuestra provincia existen porque surgieron cuando el Estado no ofrecía escuelas secundarias en determinados lugares".

Sexualidad y

diversidad cultural

Tejeda también mencionó que en el borrador de la ley no se garantiza la educación sexual en las escuelas de todos los niveles y el gobernador sólo dejó en pie una educación bilingüe acotada al inglés y al castellano, además de eliminar las referencias a la identidad y la cultura de los pueblos originarios.

"Expresa una ideología muy conservadora. Se trata de una cuestión de fondo. No hay revisionismo desde el punto de vista histórico. Incluso es algo muy a contramano de lo que plantea el marco ideológico de la Ley Nacional de Educación", opinó.

Comentá la nota