Educación analiza la transformación hacia una Secundaria Obligatoria

Con la conferencia de la viceministra de Educación de la Nación, María Inés Vollmer, comenzaron las jornadas provinciales organizadas por el CPE, que reúnen a directivos de EGB 3 y Polimodal. Analizan una reforma que comenzará a implementarse el año próximo y culminará en 2011, con una nueva estructura para el sistema educativo.
Con la conferencia de la viceministra de Educación de la Nación, María Inés Vollmer, dieron inicio ayer las Primeras Jornadas Provinciales sobre Educación Secundaria Obligatoria en las que directivos de escuelas de EGB 3 y Polimodal analizan la reforma del nivel medio que comenzará a implementarse en forma progresiva y en todo el país, a partir del próximo año.

En esta oportunidad, Vollmer se refirió a los contenidos centrales de los Lineamientos Políticos y Estratégicos, documento elaborado para llevar adelante esta transformación, en base a acuerdos federales entre la cartera nacional y las jurisdicciones.

Asimismo, la funcionaria indicó que a partir del año próximo, el Ministerio de Educación de la Nación financiará la implementación de Planes de Mejoras Institucionales, que permitirán generar condiciones materiales y pedagógicas en cada escuela y de esta forma afrontar los cambios en manera progresiva.

A partir de la disertación de la especialista, los directivos de EGB 3 y Polimodal, protagonistas de la implementación de la obligatoriedad en el nivel medio, trabajaron sobre los lineamientos básicos para la mejora pedagógica e institucional del Tercer Ciclo y la articulación entre ambos niveles.

Estas jornadas, que se extienden hasta la presente jornada, son organizadas por el Consejo Provincial de Educación -a través de las direcciones provinciales de EGB y Polimodal- y continuarán en 2010 para tratar la nueva estructura curricular, el sistema de tutorías y los cambios en los roles institucionales.

Mientras que en 2011 se implementará la nueva estructura organizativa -ya sea de 7 años de primaria y 5 de secundaria o 6 y 6-, establecida por la ley de educación provincial que sancione la Cámara de Diputados.

Al acto de apertura asistieron el presidente del CPE, Roberto Borselli, junto a la vicepresidenta, Marisa Oliva; las vocales por el Poder Ejecutivo, Irma Igor y Elsa Alonso, y los representantes de los padres, Juan Manuel Canale y de los docentes, Eduardo James y Javier Martinicorena. También estuvieron los directores de nivel y modalidad y supervisores del sistema educativo.

Garantizar la inclusión

Antes de la conferencia de la profesora Vollmer, el titular de la cartera educativa provincial, Roberto Borselli, explicó que estas primeras jornadas provinciales tienen como propósito el abordaje de los procesos para la implementación de la Educación Secundaria Obligatoria en Santa Cruz.

En este sentido, el funcionario indicó que el trabajo demandará "pensar en cuáles serán las obligaciones y responsabilidades del Estado en la tarea de garantizar la inclusión de todos" y subrayó que "el gran desafío está puesto en posibilitar la obligatoriedad del actual ciclo Polimodal, pero también nos interpela en cuanto al tema de la calidad".

Seguidamente, el presidente del CPE contextualizó la implementación de la Educación Secundaria Obligatoria en el proceso que lleva adelante la provincia -a través de la Mesa de la Educación Santacruceña- para la construcción de una ley provincial y que otorgará a esta temática un capítulo especial.

"Esto nos demandará producir una transición para la que es necesario generar algunas condiciones previas", aseguró Borselli y agregó que en Santa Cruz la ejecución de la Ley de Educación Nacional se está realizando a través de acciones, que se enmarcan en sus objetivos, pero sin implementar aún la nueva estructura organizativa del sistema.

Al respecto, el funcionario dijo que si bien este tema será discutido en el debate por la nueva ley provincial, "tanto las encuestas a padres, docentes y alumnos como los aportes de diferentes sectores denotan la preferencia por un sistema de siete años de primaria y cinco de secundaria".

En cuanto al proceso de transición, manifestó: "Trabajaremos en un proceso dialógico, con todas las instituciones educativas, para en 2011 aplicar la nueva estructura organizativa del sistema educativo resultante de la nueva ley provincial de educación".

Y aclaró que este trabajo demandará "respetar cuestiones que hacen a las condiciones laborales docentes, para que nadie pierda ningún tipo de horas en el marco de las compatibilidades", y a la vez "generar un propuesta de estructura curricular -con foco en el Ciclo Básico, principalmente en 7º, 8º y 9º- de carácter disciplinar".

Desafíos

En otro tramo de su alocución, el presidente del CPE se refirió a los desafíos que enfrenta la Educación Secundaria Obligatoria e hizo hincapié en cuáles serán los principales cambios para este nivel.

"En las voces de muchos padres -relató Borselli- se escucha que, cuando termina el año escolar, sus hijos se llevaron ‘un poco de historia o un poco de química’. La idea es que esta caja curricular, estos parámetros curriculares y esta nueva estructura curricular, recoja y haga visible, por un lado, el malestar docente con el tema de la organización real y, por otro, estos relatos de alumnos y padres con relación de las áreas complejas".

Asimismo, subrayó que el Ciclo Polimodal trabajará en el diseño de sistemas de apoyo pedagógico y tutorías. "Los caminos que siguen las transformaciones, en todo el mundo, van en el sentido de la incorporación de tutorías y cambios en los roles institucionales que habiliten la voz de los padres", enfatizó Borselli.

También remarcó que estos y otros temas surgirán de los aportes que realicen los equipos directivos en cada una de las jornadas de trabajo previstas para 2010. "No tenemos ninguna verdad con relación a cómo incidir en los cambios que resuelvan todos estos problemas que atraviesan a la Educación Secundaria, ya sea en el tercer Ciclo de EGB o Polimodal", aseveró el funcionario y destacó que la intención es "sumar voluntades e invitarlos a pensar en conjunto".

Para llevar adelante esta transformación, que también demandará la garantía de condiciones materiales y edilicias, el Ministerio de Educación de la Nación implementará Planes de Mejora Institucionales, diseñados por cada uno de los establecimientos escolares, que les permitirá recibir el financiamiento necesario y adecuado a cada propuesta.

La cartera educativa nacional realizará esta inversión en dos etapas, que abarcarán el 50 por ciento de las escuelas del país en 2010 y las restantes en 2011. En este sentido, Borselli explicó que en Santa Cruz, "más allá del financiamiento que la Nación impulsará para que todas las instituciones tengan un mismo punto de partida, se va a complementar con el uso de la Ley de Financiamiento Educativo".

Objetivos de la reforma

Por su parte, la secretaria de Educación de la Nación, María Inés Vollmer, subrayó que "la deserción es el objeto central de esta reforma", establecida por la Ley de Educación Nacional (N° 26.206) y que tanto la cartera educativa nacional como las jurisdicciones pretenden implementar, en forma progresiva, los próximos dos años.

"El ministerio nacional, las jurisdicciones y la sociedad argentina tienen que garantizar que todos los que hoy están fuera de la escuela, por diversas razones, tengan que volver a entrar", indicó Vollmer y destacó que es importante también que "básicamente los que están adentro no se vayan".

"Entonces, si un chico tiene reiteradas repeticiones y es candidato al abandono, es una tarea propia de la escuela retenerlo", aseguró y resumió que el objetivo debe centrarse en que "ingresen los que no están, que no se vayan los que ya están, pero que fundamentalmente todos aprendan".

Asimismo, enfatizó que "el problema radica en que ese tiempo, que el adolescente, joven o adulto permanece en la escuela, tiene que ser rico en formación y en trabajo con los docentes".

Para alcanzar estos objetivos, la viceministra manifestó que la tarea debe centrase en "una revisión y actualización del curriculum, porque el curriculum tiene que tener otras disciplinas, una buena cantidad de horas, matemática, lengua e inglés, para que los chicos tengan aseguradas las capacidades básicas en la incorporación al mundo del trabajo y la universidad".

Además, detalló que esta transformación "demanda que los docentes y profesores revisen lo que están haciendo, refuercen aquellas cosas que seguramente están haciendo muy bien y adecuen estas cosas que es lo nuevo del proceso de transformación".

La transformación en marcha

Asimismo, indicó que esta reforma demandó la construcción de acuerdos federales con las carteras educativas de todo el país, que se traducirán en tres documentos. El primero, ya aprobado, contiene los "Lineamientos políticos y estratégicos de la Educación Secundaria Obligatoria" y restan aprobar otros sobre planeamiento y financiamiento, y un tercero que contenga acuerdos políticos con todas las jurisdicciones.

A partir del próximo año, "un número significativo de escuelas, aproximadamente el 50 por ciento, recibirá recursos que les permitirá acompañar estos procesos de transformación", aseguró Vollmer

"Es decir, para mejorar las políticas de enseñanza, poner tutores y que acompañen", añadió la funcionaria provincial y destacó que "hoy la obligatoriedad demanda que un docente no se puede conformar con tener cinco divisiones de primer año y una de quinto".

Y agregó: "Hay que hacer todo un esfuerzo para mirar los indicadores de cada escuela, de cómo funciona cada escuela, la repitencia, la promoción, el ausentismo, la pruebas de matemática y lengua". "Esa es una tarea que creo que todo el país inicia el año que viene", enfatizó.

Comentá la nota