Eduardo Duhalde, un invitado sin anfitrión

Pese a que ningún sector peronista local se hizo cargo públicamente de la invitación para venir a Comodoro Rivadavia, lo concreto es que el ex presidente Eduardo Duhalde tiene previsto aterrizar aquí para hablar de política y difundir los alcances de su “modelo productivo”.

Las miradas apuntan a los dirigentes que en octubre pasado convocaron a los históricos militantes Ramón Landajo y Oraldo Britos.

Motivado con la presentación pública de su Movimiento Productivo Argentino (MPA), espacio que creó para formar dirigentes y desplegar su modelo económico, aunque funciona como base del armado de una línea interna peronista destinada a dar pelea al kirchnerismo, el ex presidente Eduardo Duhalde habría aceptado venir a Comodoro Rivadavia.

En ese marco, no es novedad que ningún sector del peronismo comodorense se haya hecho cargo de tal invitación, aunque todas las miradas apuntan a un puñado de dirigentes locales que el año pasado trajeron a esta ciudad a los históricos militantes Ramón Landajo y Oraldo Britos, quienes en su efímera visita a Comodoro criticaron a la presidente Cristina Kirchner y a su esposo, actual conductor del justicialismo nacional.

Tal posibilidad se acrecentó cuando en la zona del valle de Chubut adujeron que la invitación llegó de un ex intendente de la ciudad y, casi por descarte, se llegó a Alberto Lamberti, quien tiene afinidad con algunos de los conductores del PJ local.

Rápidamente, la dirigencia del Consejo de Localidad negó que haya extendido tal invitación, por lo que también se especuló con que el convite habría llegado desde la Sociedad Rural de Comodoro, sobre todo porque el ex presidente se ha mostrado proclive a sus posturas de no coparticipar los réditos económicos que han obtenido en el último lustro.

Además, no hay que olvidarse que hace dos fines de semana, la esposa del ex presidente, Hilda Duhalde, estuvo en Lago Puelo, donde se dijo que fue invitada por el intendente de esa localidad, Iván Fernández, un ex pachista que hoy aparece aliado al gobernador Mario Das Neves, hoy más cerca de quien fuera presidente entre 2002 y 2003, que de sus sucesores.

Lo cierto es que desde el Movimiento Productivo, Duhalde actúa por estas horas como una ambulancia, recogiendo a los que se alejan de la Casa Rosada y a otros dirigentes descontentos por la actitud del Gobierno nacional en el conflicto agropecuario y por su modo de conducir al partido. Es así como entonces aparecen juntos para la foto uno que en su momento hizo hasta lo imposible por socavar el poder de Duhalde en la provincia de Buenos Aires, como Felipe Solá, con otro que siempre tuvo posturas liberales como Mauricio Macri, y uno que es fiel exponente de la década menemista, como Francisco De Narváez.

Hoy Duhalde también mantiene contactos fluidos con los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba) y Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y con los ex mandatarios Jorge Busti y José Manuel de la Sota, sumado a una apreciable cantidad de intendentes y sindicalistas.

Es más, ya se sabe que en privado Duhalde imagina como candidato por el sector a Carlos Reutemann, pero reconoce que éste aún no sacó los pies del plato kirchnerista. El bonaerense también aspira en el corto plazo a sumar nada menos que a Das Neves.

El último dato vinculado a los movimientos duhaldistas en Chubut fue la presencia de Luis Barrionuevo (poderoso sindicalista gastronómico que mantiene un duro enfrentamiento con la CGT oficial que conduce el kirchnerista Hugo Moyano), quien mantuvo una serie de reuniones la semana pasada en Trelew y Puerto Madryn, donde fue recibido por empresarios de la zona del valle y referentes del sector ganadero provincial.

Comentá la nota