Eduardo Buzzi afirmó que "el Gobierno le miente a la gente"

El dirigente ruralista está de gira por el interior bonaerense para difundir la situación del campo. Se instaló en Balcarce para dar a conocer en la zona la realidad del sector agropecuario.
“No estaríamos mejor porque el 31 de octubre vencía aquella resolución (si se hubiera aplicado). Hace 45 días habría terminado su vigencia por lo que nos hubiéramos retrotraído al 7 de noviembre de 2007, cuando estaba la resolución actual. Por lo tanto, lo que se dice es verso (en alusión a la presidenta de la Nación). El gobierno le miente a la gente”, dijo el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, durante su visita a ciudades de la zona.

En la mañana de ayer mantuvo diferentes reuniones y contactos con la prensa. A primera hora lo hizo en Balcarce y luego visitó el puerto marplatense, (se interiorizó de la huelga) y por la tarde se trasladó a la localidad de Mechongué. El dirigente ruralista admitió que la situación por la que atraviesa el campo se está agravando y acusó al gobierno de no querer discutir con la Mesa de Enlace políticas para el sector.

Para Buzzi, presidente de la Federación Agraria Argentina, la derogación de la Resolución 125 no mejoró en absoluto la situación del sector agropecuario. “Hoy estamos peor que en aquel momento”, aseguró.

El líder de la entidad que nuclea a pequeños y medianos productores de todo el país previamente, junto a los presidentes de CRA, Sociedad Rural y Coninagro, habían despedido el año en Capital Federal. Allí dieron a conocer un comunicado en el que reclamaban al gobierno “la grandeza” necesaria para “dejar de lado las diferencias”, y más tarde se trasladó a Lobería.

Su raid por el sudeste bonaerense concluyó anoche en Balcarce donde compartió una cena con dirigentes, productores y vecinos. Apelando a un estilo coloquial, Buzzi acusó al gobierno de querer confundir a la gente en alusión a expresiones referidas a que “si la Resolución 125 estuviera vigente, el campo estaría mejor”.

Los anuncios de la Presidenta

En cuanto a los anuncios recientes de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la rebaja a las retenciones en el trigo y el maíz, Buzzi sostuvo que no tienen ningún impacto en el sector. “La rebaja de cinco puntos en las retenciones al trigo no está implementada por lo que no tiene impacto. Lo mismo ocurre con el maíz. También se está hablando de bajar las retenciones al maíz y el girasol. En este sentido debemos aclarar, porque ya nos han dicho que los del campo somos avaros, que esa baja del 5 por ciento de la que se habla tampoco es la solución al problema”, admitió.

Buzzi planteó luego un panorama crítico para la ganadería, la lechería y las economías regionales. No olvidó mencionar al sector de la maquinaria agrícola donde “en los próximos seis meses comenzaremos a ver los despidos”.

El titular de la Federación Agraria se ocupó de plantear que “la situación del campo empeoró. Por eso le hemos pedido a la presidenta un lugar donde resolver estas cosas. Vimos bien que se nombre a Débora Giorgi como ministra de la Producción. Cuando estaba el en gobierno de (Daniel) Scioli todas las semanas mantenía reuniones con el sector. Llevaba contabilizadas centenares de reuniones con el campo y ahora como ministra nunca más nos volvió a llamar por teléfono”.

Buzzi no tiene dudas de que el Gobierno actual “no quiere discutir políticas con las cuatro entidades del campo. Por eso digo que la situación se está agravando”, concluyó.

Scioli se reunió con

la Mesa Agropecuaria

El ministro de Asuntos Agrarios bonaerense, Emilio Monzó, se mostró muy "optimista de recuperar el diálogo" con las entidades agropecuarias.

"Soy muy optimista de volver a recuperar el diálogo, todos tenemos que dejar pasar este año, que en algunos momentos estuvo más pasional que racional en la disputa del conflicto de la (resolución) 125", señaló Monzó, luego de la reunión que el gobernador Daniel Scioli mantuvo con integrantes de la Mesa Agropecuaria bonaerense.

Durante el encuentro se abordó la cuestión de la sequía que afecta a diversas zonas de la provincia, en el especial en el sudoeste, aspectos impositivos y pedidos formulados por el campo de incumbencia nacional.

Monzó añadió que en el marco de "la crisis que estamos viviendo a nivel internacional, que nos afecta y nos hace un marco bastante complicado, es muy importante recuperar el diálogo y soy muy optimista en este sentido".

De la reunión, que se llevó a cabo en la sede porteña del Banco Provincia en Capital Federal, participaron, además de Scioli y Monzó, el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez; y el director de empresas del grupo Bapro, Gustavo Marangoni.

Por el sector agropecuario asistieron Guillermo Gianassi , Miguel Quarleri, Jorge Solmi y Roberto Molini (Federación Agraria); Mario Raiteri y Raúl González (Coninagro); Abel Guerrieri y Marcelo Fielder (Sociedad Rural Argentina); y Pedro Apaolaza y Juan Linari (Carbap).

Scioli se retiró del encuentro sin realizar declaraciones.

Monzó admitió que la situación más grave del sector se está viviendo en el sudoeste bonaerense, dónde se produjo "la sequía más importante de los últimos 50 años" y advirtió sobre problemas con la plaga de la tucura (langosta) en la "zona de Chávez, Tres Arroyos, Dorrego".

"Hay que apagar el incendio, a lo grave que está la crisis mundial, a lo grave que está el mercado, le agregamos una plaga, le agregamos la situación de sequía más importante en los últimos 50 años, nosotros estamos acudiendo con subsidios", indicó Monzó.

En cuanto a las conclusiones más importantes del encuentro con los dirigentes agropecuarios, explicó: "Asumimos el compromiso de elevar al gobierno nacional las inquietudes que tiene hoy el sector con respecto a lo que está pasando en la provincia".

"En esto tenemos cosas urgentes que podemos solucionar que es la sequía agravada en la región del sudoeste y ahora con la plaga de la langosta cerca de esa región".

Además, reveló, se abordaron cuestiones vinculadas con las políticas de exportación, siempre en el marco de "profundizar el diálogo con el sector agropecuario".

Monzó subrayó que el gobernador Scioli se comprometió ante los representantes de las entidades "a no aumentar el impuesto inmobiliario rural, a pesar que la valuación no es la que corresponde".

Comentá la nota