Editorial: El patriotismo de Scioli

Daniel Scioli era menemista, ¿no? Perdón la digresión. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, ex motonauta, ex vicepresidente de la Nación, Daniel Scioli, visitó Luján en uno de los días más complejos de su gestión bonaerense: paro de médicos en los hospitales, medidas de fuerza de los estatales y huelga de dos jornadas seguidas de los docentes.
El martes por la noche Scioli ofreció una conferencia de prensa para explicar que no se trata de falta de voluntad para un acuerdo. Dijo, concretamente, que la Provincia no tiene plata para afrontar aumentos salariales como los solicitados.

Sin ánimo de contar las monedas de la billetera provincial, lo que merece una reflexión fue un ¿exabrupto? del mandatario. "Los docentes deben comprender que es un momento del país que requiere de un esfuerzo patriótico", dijo Scioli.

En su paso por Luján, un periodista de este medio atinó a preguntarle más detalles de su expresión, pero Scioli esquivó la consulta. "Los docentes hacen patria todos los días", expresó. Tampoco frenó a responder otra consulta de este medio: "gobernador, ¿pudo estudiar el pedido de cierre del bingo que le realizó la intendenta de Luján?".

El gobernador hace gala de su virtud: decir sin decir nada, escuchar cuando le conviene, responder con evasivas. Si se mide su carrera política, mal no le fue al ex deportista con su elegancia para esquivar las declaraciones claras y, como maldicen en el barrio, "hacerse el boludo".

Una pregunta, entonces, queda vigente: ¿cuáles entiende usted, gobernador, que son los esfuerzos patrióticos que usted está llevando a cabo? Como Scioli prefirió evadir una contestación, es un buen ejercicio tratar de construir una respuesta.

A simple vista, Scioli no realiza ningún esfuerzo patriótico.

Su sueldo es millonario si se lo compara con el salario de un docente, de un médico que hace guardia y ni qué hablar de un auxiliar educativo. Pide patriotismo, pero no resigna un centavo de su ingreso.

Tampoco se esboza como patriótico que haya instalado a su esposa como titular de la Fundación Banco Provincia. Además de la relación sentimental con el mandatario, ¿qué mérito presentó la ex modelo Karina Rabolini para estar al frente de esa entidad? Seguramente entre esos méritos no figura la utilización de transportes estatales para viajar por el país promocionando sus productos, como fue testigo Luján hace años.

"Esfuerzo patriótico" porque no hay plata. Es lo que pidió el mismo gobernador que no dudó en invertir 9 millones de dólares para que la Copa Davis se realizara en Mar del Plata y no en Córdoba, sin reparar en otras "prioridades".

"Esfuerzo patriótico" es lo que sugiere el gobernador que cada vez que se traslada a una ciudad, como el miércoles a Luján, llega acompañado de al menos tres cámaras de video, dos fotógrafos, no menos de 20 funcionarios y no menos de 20 empleados estatales que hablan constantemente por sus celulares simulando estar muy ocupados.

Quien pida o exija un "esfuerzo patriótico" debe estar dispuesto a hacerlo. Por más que intente, Scioli no es el caso.

Una pregunta, entonces, queda vigente: ¿cuáles entiende usted, gobernador, que son los esfuerzos patrióticos que usted está llevando a cabo? Como Scioli prefirió evadir una contestación, es un buen ejercicio tratar de construir una respuesta.

Comentá la nota