EDITORIAL / Hay que concurrir a votar

Hoy, los santiagueños concurrirán a las urnas para reafirmar la democracia en lo que tiene que ser un ejemplo de participación ciudadana.
Nadie debe pasar por alto este acontecimiento y hay que otorgarle la verdadera dimensión que tiene porque la gente, sola en su fuero íntimo, es la que decide en forma directa.

Santiago del Estero, al igual que el país, tiene 25 años de joven vida democrática. Pero institucionalmente tiene una triste experiencia, que son las dos intervenciones federales en ese breve plazo. Por ello, toma una mayor relevancia la herramienta del voto cuando los santiagueños somos convocados a elegir a nuestras autoridades.

En estos comicios, en los que se decidirán los cargos de gobernador, vicegobernador y las bancas de 40 diputados por un mandato de cuatro años, también tienen un aditamento que agiganta su trascendencia, que es nada más y nada menos que la posibilidad, por primera vez, para 88 pequeños poblados de elegir a sus gobiernos locales.

La de hoy debe ser una fiesta cívica y de la democracia, y que ello se traduzca en una alta afluencia de los electores a los lugares de votación para ratificar que tiene sentido el valor de la participación y la continuidad del sufragio.

Más allá de que el voto es obligatorio para todos los argentinos que están incluidos en los padrones, la ciudadanía tiene que asumir el compromiso de asistir a emitir su opinión para darle sustento y fortalecer la vida democrática.

Efectivamente, el sentido de la participación es lo que hay que privilegiar en esta jornada de domingo como punto de partido para la construcción de un futuro del que todos seamos responsables.

Comentá la nota