Ediles ratifican dictamen en querella iniciada por abogados.

Tres concejales capitalinos del Frente Cívico resolvieron no reconciliar con los abogados denunciantes. Y ratificaron el dictamen que determinó la querella por injurias y calumnias.
En el marco del concurso para Defensor del Pueblo del municipio capitalino, los abogados Marcos Denett y Tadeo Herrera prosiguen con la querella iniciada por injurias y calumnias contra los ediles Edgardo Ávalos (MC), Amabilia Ortiz e Iris Dré.

En la causa que se tramita en la Cámara de Sentencia en lo Penal de Segunda Nominación, representados por el letrado Carlos Rosales Vera, los concejales arriba mencionados manifestaron a través de un escrito que ratifican el dictamen de mayoría emitido en el marco del proceso de selección del Defensor del Pueblo.

"También decimos que ello ha sido realizado en ocasión de desempeñar nuestra función pública de concejales elegidos por voto popular en el respectivo proceso electoral. Realizamos este (escrito) ante la imposibilidad de presentarnos personalmente a la audiencia fijada para el día de la fecha (por ayer) por razones estrictamente de orden laboral", especifica la presentación de Ávalos, Ortiz y Dré.

Conflicto

El dictamen al que hacen referencia los ediles del oficialismo tuvo tratamiento en la Corte de Justicia de Catamarca, que haciendo lugar a un recurso interpuesto por los profesionales del derecho que formaron parte del concurso, quedó sin materia para la decisión final que debía adoptar el pleno del Concejo Deliberante capitalino para resolver la convocatoria para Defensor del Pueblo.

En ese dictamen elaborado por el oficialismo, los ediles analizaron el perfil y desempeño de cada uno de los abogados concursantes y emitieron opiniones respecto de éstos para determinar que no reunían las condiciones necesarias para el cargo de Defensor. "Para evitar demoras en el proceso consentimos la continuidad del mismo y reiteramos nuestra intención de no reconciliar con el actor (denunciante) quedando a la espera de la notificación respectiva", sostuvieron los ediles en el último tramo del escrito.

Nulidad del concurso

El concurso de antecedentes y oposición para cubrir el cargo de Defensor del Pueblo de la ciudad fue declarado "sin efecto" por el Concejo Deliberante capitalino durante la sesión especial que se desarrolló el pasado 7 de abril.

El oficialismo, con amplia mayoría en el CD, rechazó el dictamen de la minoría promovido por el concejal Eduardo Bustamante y al que adhirió Hugo Argerich, a través del cual proponían para el cargo en cuestión al abogado Marcos Denett.

Ante esta resolución, recién el año entrante podrá abrirse nuevamente el concurso para Defensor del Pueblo.

En el decreto final, que sólo fue refrendado por los ediles del oficialismo, también determinaron "rechazar las impugnaciones" de los postulantes del concurso.

Comentá la nota