Ediles proponen subastar tierras recuperadas para financiar infraestructura

Es una iniciativa del bloque de la UCR y apunta a terrenos afectados a emprendimientos turísticos que no se desarrollaron. Estiman que la Municipalidad podría recaudar unos 30 millones de pesos. Esos recursos permitirían financiar obras de infraestructura se servicios en futuras urbanizaciones.
El bloque de la Unión Cívica Radical en el Concejo Deliberante de Ushuaia presentó un proyecto de ordenanza para que la Municipalidad pueda utilizar un mecanismo de licitación o subasta pública de tierras recuperadas. El objetivo es la utilización del producido para el financiamiento de obras de infraestructura de servicios y apertura de calles en las nuevas urbanizaciones del Valle de Andorra y el río Pipo.

Concretamente, se trata de terrenos que fueron entregados por decreto a inversores privados durante la gestión del ex intendente Jorge Garramuño. Originalmente, esos lotes debían destinarse a emprendimientos turísticos pero los beneficiarios no cumplimentaron con los requisitos exigidos. Ante ello, el Concejo Deliberante había aprobado una ordenanza que le permitía al Ejecutivo municipal desafectar esas tierras. Cabe mencionar como ejemplo que ésa fue la herramienta que se utilizó para desafectar tierras que estaban destinadas a un emprendimiento turístico y destinarlas a lo que será el futuro barrio Los Alakalufes II, que será habitado por afiliados de distintos gremios que firmaron sus respectivos acuerdos con Garramuño.

Respecto ala iniciativa, la edila Adriana Chapperón (UCR) estimó que con el mecanismo de licitación o subasta pública le significaría a la Municipalidad ingresos de alrededor de 30 millones de pesos.

Recordó que "en la gestión anterior hicimos una ordenanza que permitía recuperar las tierras entregadas a través de decretos a empresarios que luego no cumplieron con los requisitos que se establecían", lo que permitió a la Municipalidad "recuperar gran parte de esos predios".

En tanto, señaló que "hoy lo que estamos solicitando es la posibilidad de realizar la venta de esos predios a traben de una licitación o subasta pública, para generar recursos que se depositarán en una cuenta de afectación específica para utilizarse en el tendido de infraestructura de servicios y apertura de calles de las nuevas urbanizaciones".

En ese sentido, Chapperón evaluó en diálogo con la prensa que "hoy estamos ante un problema que es que empezamos a resolver el tema de los primeros preadjudicatarios de la demanda habitacional, pero en las dos zonas que se pretenden urbanizar, que son Andorra y las barrancas del Pipo, no hay servicios". Y agregó que "necesitamos resolver esto y tenemos muchas dificultades porque evidentemente el Gobierno no tiene posibilidades, o por lo menos no hizo referencia, de empezar a llevar infraestructura de servicios a esos lugares y tampoco bajan los recursos de la Nación".

Asimismo, explicó que el proyecto del bloque radical prevé que "los predios sean valuados por el Tribunal de Tasación de la Nación y que haya una comisión de seguimiento conformada por un concejal de cada bloque para ir viendo cómo se lleva esto adelante y no haya dudas".

Por último, la concejala oficialista planteó que "hay que buscar mecanismos alternativos porque hace años que decimos que el problema habitacional se resuelve con dinero. Pero no aparece ni de la Provincia ni de la Nación y llevar adelante esto implica una cantidad de recursos que el Municipio no puede de ninguna manera afrontar solo".

Comentá la nota