Ediles prometen una fuerte pelea por cargos

La ruptura del Frente Cívico evaporó la tradición de que el oficialismo imponía sus hombres / Están en juego tres secretarías, cuatro cargos de la línea sucesoria y la presidencia de ocho comisiones / Cuestionamientos al viceintendente Carlos Vicente.
El Concejo Deliberante de Córdoba no es el mismo que hace un año y su fuerte atomización política promete condicionar el desarrollo –en la última semana de febrero– de la sesión preparatoria en la que se elegirán las autoridades del cuerpo y se cubrirán los principales cargos políticos para este año.

Repasemos. En el arranque de 2009, aunque la ruptura entre Luis Juez y el intendente Daniel Giacomino en el Frente Cívico era un hecho, todavía quedaban retazos de un oficialismo más o menos visible: lo era esa fuerza, con 16 concejales.

Esa situación replicaba con lógica en el reparto de cargos todavía hoy vigente: el oficialismo nombró los tres secretarios (administrativo, legislativo y de comisiones); ocupó la presidencia provisoria y la vicepresidencia primera del cuerpo (las dos siguientes fueron para la UCR y el riutorismo); y además, se quedó con la titularidad de cinco de las ocho comisiones de trabajo legislativo.

En el escenario 2010, nada de eso está garantizado. El Frente Cívico se partió en tres: los giacoministas-oficialistas (cinco votos), los juecistas (siete miembros) y los vicentistas (cinco ediles), con lo cual hoy no hay una mayoría lineal que decida nada.

Además, por rencillas internas se rompieron instancias de consenso básico entre bloques, como la comisión de Labor Parlamentaria, que dejó de funcionar en octubre pasado. Y hasta en bloques otrora homogéneos, como la UCR, aparecen disidencias internas indisimulables, respecto al posicionamiento a asumir ante la gestión municipal.

Qué puede deparar ese escenario en la discusión previa al inicio del año legislativo, todavía nadie lo sabe. Lo que sí admiten desde todos los bloques es que, al menos en el reparto de las comisiones, hay que barajar y dar de nuevo para que esos espacios reflejen la representación proporcional de cada fuerza hoy en el recinto.

¿Van por todo? En materia de cambios, la hipótesis de máxima, que nadie se anima a confirmar ni a descartar, apunta a la posibilidad de que la denominada "nueva mayoría" (el interbloque que pergeñaron todas las bancadas a excepción del Frente Cívico para suplir la falta de labor Parlamentaria), acorrale al viceintendente, Carlos Vicente, a quien le reprochan su estilo de conducción.

Si esa posibilidad (alentada por algunos ediles de la UCR y el PJ) avanza, el viceintendente podría llegar a quedarse sin sus colaboradores inmediatos: los tres secretarios del Concejo.

Cerca de Vicente tomaron nota de esta situación y saben que varios ediles lo tienen "apuntado", pero descreen que se llegue al extremo de avanzar sobre la designación de los secretarios.

Mencionan por caso, las dificultades que tendría la UCR para ir en ese sentido, cuando en el seno de esa bancada Mario Rey no simpatiza con la idea de potenciar un interbloque y reclama a los suyos marcar mayor independencia del oficialismo. Algo similar ocurriría en la bancada peronista que lidera Juan Rufeil.

Con respecto a la designación de autoridades del Concejo, el panorama es diferente. Hoy el Frente Cívico –y más precisamente el vicentismo– tiene para sí los primeros dos escalones de la línea sucesoria, con Laura Ortiz en la presidencia provisoria y Graciela Treber en la vicepresidencia primera.

El giacominismo alienta la chance de colocar en ese lugar –con ayuda de los demás miembros de la "nueva mayoría– a un hombre propio. Suenan Gustavo Barrionuevo, Juan Rodríguez y hasta a Sandra Trigo. En ese esquema, no sería difícil imaginar que la primera vicepresidencia quede para la UCR.Desde el juecismo anticipan que no tienen pretensiones de cargos en la línea sucesoria.

Cómo se reparten hoy los cargos

Secretarios. Son tres y los designó el viceintendente, Carlos Vicente. Se trata de Eduardo Arancibia (administrativo), Julia Reartes (Comisiones) y Ricardo Aizpeolea (Legislativo).

Autoridades. Refleja las mayorías existentes hasta principios del año pasado. El esquema vigente es: presidencia provisoria, Laura Ortiz (Frente Cívico, vicentista); vicepresidencia primera, Graciela Treber (Frente Cívico, vicentista); vicepresidencia segunda, Eduardo Conrad (UCR); y vicepresidencia tercera, Carlos Lencinas (riutorismo).

Comisiones. El Frente Cívico preside cinco, aunque luego de la fractura quedaron repartidas, tres para el juecismo (Legislación General, Legislación Social y Desarrollo Urbano) y dos para el giacominismo (Economía y Servicios Públicos). Las restantes fueron una para la UCR (Deporte y Turismo), el riutorismo (Salud) y el peronismo (Educación y Cultura).

Bloques. Frente Cívico (juecismo), siete ediles; UCR, seis; Frente Progresista (vicentismo), cinco; Social por Córdoba (giacominismo), cinco; Eva Duarte (riutorismo), cuatro; Unión por Córdoba, tres; y Fernando Masucci (independiente).

Comentá la nota