Ediles opositores redoblan las denuncias contra Amaya

Costanzo habló de presuntas irregularidades, Avignone se quejó de las cesantías y Viña planteó que fue discriminado.
Mientras en el oficialismo intentan aquietar las aguas por la división interna que estalló en el bloque, los concejales opositores insistieron en defender las adscripciones que dejó sin efecto el intendente, Domingo Amaya. Además, denunciaron que el Departamento Ejecutivo dejó sin trabajo a varios empleados contratados, que habían llegado al municipio por recomendación de los ediles.

El decreto que termina con las adscripciones involucra a 32 empleados que colaboraban con seis concejales (tres oficialistas y tres de la oposición). Se trata del grupo que, en la sesión del jueves, votó en favor de habilitar un pedido de interpelación al secretario de Gobierno, Walter Berarducci, a fin de que rinda cuentas en el recinto respecto de una contratación directa por casi $ 17.000 en obras en la Asistencia Pública.

El radical José Luis Avignone envió una nota al intendente en la que le atribuye una falta de serenidad. "Sigo sin entender las causas que motivaron su actitud, dejando en la calle a personas que realmente necesitan trabajar y que tienen una antigüedad de entre dos y cinco años", precisó. Además, remarcó que esos empleados a quienes no se les renovó el contrato son afiliados a la UCR. "En ningún momento recibieron cuestionamientos por su labor, ni son los denominados 'ñoquis', ya que los contratos les fueron renovados periódicamente", detalló.

El concejal bussista, Claudio Viña, optó por otra vía de reclamo. Presentó una denuncia ante el Instituto Nacional contra la Discriminación (Inadi). "No me quedan dudas de que la medida tiene connotaciones políticas, debido a que otros concejales que apoyaron el pedido de informes al secretario de Gobierno sufrieron medidas similares. Entiendo que esta situación encuadra dentro de las causales del artículo 1º de la ley 23.592, justamente donde hace referencia a actos discriminatorios relativos a ideología u opinión política, por lo que pongo esta situación en conocimiento del Inadi a fin de que se tomen las medidas que correspondan para dejar sin efecto los actos discriminatorios", detalló.

La reacción de la intendencia se centró sólo en el personal que cumplía funciones para Avignone, Viña, José Costanzo (Partido Autónomo), y para los oficialistas Esteban Dumit, Teresa Felipe de Heredia y Luis Humberto Marcuzzi. El resto mantiene su grilla de colaboradores (12 personas por cada concejal, según la disposición que tomó Amaya en 2008).

Las presuntas irregularidades denunciadas por Costanzo en el expediente que habilitó la refacción de la fachada de la Asistencia Pública fueron el disparador de la polémica. Ayer, Costanzo solicitó por nota a la Municipalidad que se realice una auditoría general en la Dirección de Salud, para conocer los contratos firmados por obras e insumos durante este año. "Mi preocupación está fundada por el hecho de que se debe brindar información genuina, en tiempo y forma, sobre los actos de administración de recursos públicos, de los cuales tenemos responsabilidad directa en cuanto a su manejo con transparencia y la debida información a la comunidad", remarcó.

Comentá la nota