Ediles opositores a Fayad preguntan quién pagará las elecciones en octubre.

La principal crítica de los concejales de Capital radica en que el municipio se hará cargo del millón de pesos que costaría la elección en octubre, según el anuncio del intendente Víctor Fayad. Y afirman que el municipio podría paralizarse por los dos comicios, por lo que pondría en riesgo la gobernabilidad del departamento.
El desdoblamiento de las elecciones en Capital sigue sumando críticas desde la oposición, pero también desde el seno del propio radicalismo. Y en el Concejo Deliberante, los ediles consideran que la decisión del intendente Víctor Fayad no beneficiará a los vecinos del municipio, que el Concejo estará paralizado por las dos elecciones y que no se sabe quién pagará los costos de los comicios de octubre, que costarían alrededor de un millón de pesos.

La posibilidad de que la elección de concejales no se realizará el 28 de junio fue adelantada por MDZ la semana pasada ante fuertes rumores que surgieron desde el seno de la municipalidad capitalina. Pero recién fue confirmado por Fayad en una conferencia de prensa efectuada este lunes, en la que también reclamo la renuncia del vicepresidente Julio Cobos.

La oposición ya había salido al cruce de Fayad, ni bien el intendente criticó al concejal Emilio Bertolini, de Coalición Cívica. Pero la reacción negativa sobre el desdoblamiento también ha partido desde el bloque de concejales radicales.

Un millon de pesos

En este sentido, Milagros Suárez –otra de las ediles que recibió los dardos del jefe comunal- destacó el sinsentido de la decisión de que los concejales sean elegidos en octubre y puso las tintas en el costo que asumiría el municipio con una nueva elección.

"No veo la conveniencia para el municipio, es un gasto importante y no se sabe quién lo va a pagar. Se dice que una ONG, pero esta elección va a costar un millón de pesos", afirmó la edil.

"Legalmente, Fayad estaría facultado, pero en lo económico se tiene que realizar una convocatoria para 400 mesas y hay que ver quién se hace cargo del pago de los presidentes de mesa, sumado a que los chicos perderán un día más de clases", afirmó el edil justicialista Ricardo Villafañe.

Se afecta la gobernabilidad

Desde el PRO, el concejal Pablo Priore señaló que las elecciones en octubre pondrían en un brete a los ciudadanos: "Con esta decisión se está destruyendo la institucionalidad que tanto defiende", criticó el edil. Priore señaló que la principal motivación del jefe comunal se debe más a pensar en intereses particulares en lugar del beneficio de la comunidad.

Los cuestionamientos de la oposición coinciden además en la grave interna en el oficialismo y que afectaría a la gobernabilidad del municipio.

"A pesar de todo, si se hacen las elecciones para concejales en octubre, nos va a permitir discutir mejor el nuevo código de edificación urbana o el aumento escandaloso de las tasas municipales", arguyó de manera irónica el justicialista Villafañe que, este año, se quedó sin la vicepresidencia del Concejo Deliberante cuando el oficialismo hizo pasar como opositor al concejal Gustavo Amstutz.

"El municipio estará paralizado por las elecciones de junio y por las que se realizarán en octubre", afirmó a su turno Priore, y destacó a su vez que "no se mejorará la institucionalidad, es un capricho porque se quedó fuera de la interna radical".

"En lo que sí estamos de acuerdo con Fayad es que Julio Cobos debe renunciar como vicepresidente, porque él fue elegido por un proyecto que abandonó para hacer campaña", afirmó Villafañe, en torno al enfático reclamo del intendente capitalino sobre la figura del líder de ConFe.

Si finalmente los vecinos de Capital votan dos veces este año, se encontrarán en los comicios departamentales de octubre con una singular paradoja en el cuarto oscuro: las boletas del partido vecinalista que formaría Fayad, enfrentado a los boletas de la UCR, el partido que lo vio nacer.

Comentá la nota