Ediles oficialistas dicen que no hay condiciones para aumentar el boleto.

Los concejales afines al intendente Carlos Vignolo aseguran que si se tiene en cuenta la situación financiera que atraviesa la provincia, no es favorable modificar la tarifa del transporte público. El tema, por ahora, cosecha rechazos en los usuarios del servicio .
La situación que atraviesan los trabajadores de la provincia, principales usuarios del sistema de transporte público de Capital, sumado a los pronósticos que se realizan respecto a los problemas económicos que se avecinan para este año, hicieron que los concejales del oficialismo en el legislativo comunal se manifiesten contrarios a la idea de otorgar un incremento en la tarifa.

No obstante desde la Cámara de Empresarios del Transporte Urbano de Corrientes (CETUC) aseguran que con la actual tarifa de $1,30 les resulta difícil afrontar los costos que demanda el sistema y los compromisos que deben cumplir con los trabajadores del volante.

Ese es el argumento que llevó a que hacia finales del año pasado, antes de que finalice el periodo de sesiones ordinarias dentro del deliberante capitalino, se presente una nueva propuesta tratando de modificar el precio del boleto de colectivo que ya había tenido un incremento del 30% a mediados de 2008.

Sin embargo en esa ocasión los ediles rechazaron el expediente enviado por la comisión mixta del transporte que consideraba pertinente la solicitud del empresariado transportista, en una votación unánime.

Al igual que el año pasado, el verano fue el momento en que el empresariado fuera imponiendo el tema y tanteando la respuesta de los usuarios.

En principio la iniciativa produjo rechazo. Los primeros en movilizarse fueron los dirigentes sociales de Barrios de Pie, quienes instalaron una mesa en peatonal Junín para recolectar firmas en pos de evitar el incremento.

En pocos días, estos dirigentes barriales lograron sumar más de 2 mil firmas en las calles correntinas, mostrando la disconformidad ante la posibilidad de una modificación en el precio del boleto.

En tanto los primeros ediles en manifestarse al respecto fueron Manuel Cuevas y Gustavo Valdés, ambos integrantes de la bancada oficialista en el Concejo. Los dos entienden en que las condiciones no están dadas para avanzar en ese sentido.

“Se entiende el pedido de los empresarios, pero también es necesario dejar en claro que la variable de ajuste no pueden ser los usuarios. Sería contraproducente provocarle un nuevo ataque al presupuesto de los trabajadores de la capital”, expresó el concejal radical Gustavo Valdés en diálogo con “época”.

En tanto su par del Partido de la Victoria expresó: “El pedido del empresariado de un nuevo aumento del boleto es sólo un trascendido. Pero si se concreta se tratará formalmente en las ordinarias, en el mes de marzo. Hay que esperar, porque no hay intención de convocatoria a extraordinarias para tratar ese tema. De todos modos, pienso que la gente no está en condiciones para soportar un nuevo aumento del colectivo”, expresó.

En tanto dejó en claro que no mejoró el salario de la gente que tiene menos recursos y conforman la mayoría de los usuarios del transporte público.

“La mayoría de las empresas adquirieron unidades 0 KM y eso es el resultado del gran margen de rentabilidad que tienen. Es importante que el sector que más ganó tenga contemplaciones con los usuarios que son los que sostienen el sistema con su plata. No puede haber aumento de colectivos en estas condiciones”, advirtió.

En ese sentido cuestionó al empresariado diciendo que “siempre hablan de costos, pero nunca de ingresos”.

“No podrán poner pretextos de que en Buenos Aires se aumentó el boleto, porque se hizo para achicar la brecha con las provincias que ya lo hicieron y aún así tienen el boleto más barato, con distancias más largas”, expresó.

Más allá de ello, el tema dentro del cuerpo de concejales sigue siendo espinoso y son cautos al hablar. Es que 2009 es un año electoral y cualquier tipo de medida antipopular se pude pagar cara en las urnas.

Comentá la nota