Ediles del oeste trajeron su reclamo del control de regalías a la provincia

En Diputados se reunieron con legisladores del interbloque para plantear su preocupación por el uso de las regalías de parte de las comunas de Andalgalá, Belén y San José.

Audiencia frustrada. Los concejales ayer, tras fracasar la reunión con el presidente del Tribunal de Cuentas.

Concejales de comunas del oeste intentaron ayer reunirse con el presidente del Tribunal de Cuentas, Mardonio Díaz Martínez, para conocer el estado de las auditorías realizadas sobre los gastos de regalías mineras de los municipios de Andalgalá, Belén y San José de Santa María. Pero la reunión finalmente no se concretó y el malestar que ya existía entre los ediles con el titular del organismo de contralor, a quien la semana pasada le pidieron públicamente la renuncia, fue en ascenso.

"La idea era reunirnos con el presidente del Tribunal, a pesar de que no nos quiso recibir y que nos dijo para qué veníamos si le pedimos la renuncia. El tema es que el presidente sigue siendo el presidente, y nosotros seguimos con el planteo que tenemos hace tiempo, de denunciar la falta de control de los fondos de regalías mineras en los pueblos del interior", dijo a EL ANCASTI, el concejal de Andalgalá, Luis Valdez quien junto a su par Jorge Ramos vienen reclamando hace tiempo, a través de pedidos de informe y denuncias, conocer de qué manera gastó el intendente José Perea los 52 millones que recibió la comuna en concepto de regalías.

"Andalgalá recibió 52 millones de pesos, hoy sólo tiene 3,3 millones y se sabe que la ciudad no cambió absolutamente en nada. Fueron probadas las estafas, las violaciones a la ley 5128, en el caso concreto de la Semana de Andalgalá que se derivaron de las regalías 400 mil pesos para los festejos, o sea, gastos comunes, que están prohibidos por ley", agregó el edil.

Junto a Valdez y Ramos estuvieron los concejales de San José de Santa María, Estela Gutiérrez, Pedro Lagoria y Rosario Marcial. Y por Belén, los ediles Antonio Carrizo, Guillermo Valdez Franco y Carlos Acosta, todos opositores a los intendentes que gobiernan las respectivas comunas. La idea de trasladar el reclamo que ya habían realizado en Belén tenía que ver con pedir información puntual sobre las auditorías al Tribunal de Cuentas y además, llevar el planteo a la Legislatura Provincial.

Frustrada la reunión con representantes del organismo de contralor, los ediles consiguieron reunirse con el presidente de la Cámara de Diputados, Oscar Brizuela, y algunos legisladores del interbloque opositor. Acordaron -según comentaron tras la reunión- remitir a la Legislatura la documentación de cada comuna para que se analice en la comisión de minería y, en lo posible, que reciba tratamiento parlamentario.

En el caso de la comuna de San José de Santa María, la edil Gutiérrez remarcó que "se recibieron 23 millones en regalías mineras, de los cuales el Ejecutivo Municipal en el año 2006-2007 al CD no ha rendido cuentas de nada". Y por Belén, Carrizo comentó que de los 28,5 millones de recursos por regalías ya se gastaron 25 millones. "Al intendente de Belén le decimos que esto no es político, sólo intentamos cumplir la función que el pueblo nos ha dado", dijo el belicho.

Díaz Martínez

El presidente del Tribunal de Cuentas, Mardonio Díaz Martínez, aseguró a EL ANCASTI que hubiera recibido a los ediles si, después del primer intento, retornaban al organismo. Es que los ediles pretendían una audiencia justo cuando el funcionario tenía programada otra reunión, por lo que les propuso que volvieran más tarde.

Molesto por la proclama pública en la que los ediles pedían su renuncia, Díaz Martínez aseguró que las auditorías sobre el uso de regalías se están haciendo en tiempo y forma y que toda la documentación está en poder de las áreas de control del organismo. Consideró que existe una intencionalidad política en el reclamo que, además -remarcó- "tienen un denominador común: son los ediles opositores a los intendentes de la zona".

Comentá la nota