Ediles, intendentes y presidentes comunales buscan aunar criterios normativos

En un encuentro realizado en la fecha, funcionarios de la región debatieron sobre diversos temas referidos a los jóvenes y los boliches. Coincidieron en que es necesario armonizar las ordenanzas para evitar el traslado hacia otras localidades.
El Presidente del Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe, junto a los ediles Noelia Chiementín, Adriana Molina, Marta Fassino, Carlos Suarez, Carlos Pereira (FPCyS); Alejandra Obeid y María Lastra (SFF) fueron los anfitriones de una reunión en la que se debatió sobre los boliches y la normativa relacionada la nocturnidad.

Del encuentro, celebrado en el recinto de sesiones del cuerpo legislativo participaron intendentes, presidentes comunales, ediles y asesores de distintas localidades como Santo Tomé; Rafaela; Sunchales; San Carlos Centro y Sur; Laguna Paiva; Sauce Viejo; Esperanza; Monte Vera; Recreo y la vecina ciudad de Paraná (Entre Ríos).

Jorge Henn expresó que "una distorsión de normas provoca consecuencias. De nada sirve que pongamos un horario tope de cierre a las 6 de la mañana si tenemos una comunidad vecina que lo hace a las 7". Por eso precisó que "nos reunimos para abordar los criterios y proyectos que se están tratando sobre cuatro tópicos para armonizar y tener una normativa general en toda el área metropolitana".

Los temas de discusión rondaron sobre lo referente a horarios de apertura y cierre de los locales de diversión nocturna, edad de ingreso y permanencia en los mismos, horario de expendio y venta de alcohol; y lo concerniente a multas y grados de sanción.

Todos los presentes contaron las experiencias de sus localidades y dieron opiniones sobre medidas a tomar.

La concejala de la ciudad de Santa Fe, Alejandra Obeid, autora de la iniciativa que proponía la reunión efectuada, manifestó que "la idea es aunar y compartir criterios para ver como las zonas cercanas han podido solucionar estos problemas" referidos a la noche y la diversión de los jóvenes.

El secretario de Control de la Municipalidad de Santa Fe, Dr. Cornelio Collins coincidió en la necesidad de "unificar criterios para el área metropolitana, para seguir los mismos caminos de manera tal que no tengamos regímenes distintos, porque es conocido que hay traslados hacia otras localidades y eso trae sus peligros". Opinó que es posible y en líneas generales, unificar la normativa en la materia, teniendo en cuenta las características particulares de cada lugar. Evaluó que si bien "llevamos pocos días de vigencia de la emergencia nocturna, estamos sorprendidos de la buena recepción que tuvo" y resaltó la coordinación que hay entre Municipio y policía para efectuar los controles.

Daniela Qüesta, presidenta del Concejo de Santo Tomé, declaró que si bien "hay pautas culturales" arraigadas en la sociedad, es preciso "regularlas, para resguárda la integridad física y la salud de los chicos en primer término; y la convivencia social en segundo". En ese contexto señaló que es imperioso "afrontar la realidad y asumir las responsabilidades políticas" que demande la situación.

Además contó la decisión que tomó el actual Ejecutivo Municipal de no vender alcohol en los espectáculos culturales que organiza. Si bien esto es una pérdida cuantiosa en sponsor, subrayó que es necesario para evitar el fomento del consumo de bebidas alcohólicas.

Jorge Maina, Presidente del Concejo de Rafaela, contó la reciente experiencia que reunió a los ediles de la zona, para debatir sobre esta problemática. "En los próximos días vamos a votar una Ordenanza que regula la venta y consumo de alcohol" en su ciudad. Dijo que "sería interesante que esta problemática fuera común a toda la provincia" para compartir criterios comunes.

Finalmente opinó que "los padres también deberían hacer un control sobre sus hijos, porque las leyes, por más buenas que sean no alcanzan si como papás no asumimos la responsabilidad que tenemos".

El jefe de Gabinete de Rafaela, Mario Rossini, comentó sobre una campaña de concientización denominada "Tomátelo en serio" que implementaron desde el Ejecutivo. "El objetivo es alejar el consumo de alcohol asociado al éxito"; y también sobre los controles voluntarios de alcoholemia que están haciendo exisitosamente en la ciudad.

Rodrigo Fernández, a cargo de la intendencia de Laguna Paiva por enfermedad de su titular, manifestó que la previa es una conducta bastante difícil de terminar y que "los boliches a veces hacen de (lugar) de contención ante la falta de propuestas familiares y culturales".

Se refirió a la policía, que no siempre tiene efectivos disponibles para los controles y destacó la experiencia del Concejo Joven, donde los estudiantes de 5to. año de secundario manifestaron sus preocupaciones sobre la diversión nocturna. "Si los jóvenes tienen espacios de opinión, pueden ayudarnos a contrarrestrar esta situación problemática", reflexionó.

El presidente comunal de Sauce Viejo, José María Vázquez, dijo que el problema que tienen allí es que los menores compran alcohol durante la tarde y luego consumen en la plaza. "Cuando llamamos a la policía no van" se quejó y preguntó cómo pueden hacer en su localidad respecto a la restricción de horarios de ingreso y venta de alcohol en los espectáculos folclóricos que tienen.

La presidenta del Concejo de Sunchales, Laura Balduino, coincidió "en que las multas tiene que ser altas para que se respeten las normas". Además señaló que sobre las edades de ingreso a los boliches hay que tener en cuenta que "existen realidades diferentes según el lugar".

En el mismo sentido, el secretario de gobierno de Sunchales, Héctor Madoery, destacó la necesidad "de trabajar todos en conjunto, comprometiendo también a las fuerzas policiales en estas reuniones".

Los representantes de San Carlos Centro y Sur señalaron la necesidad de que la policía tenga "directivas claras para actuar" y que se "unifique la actuación de los jueces de faltas en la provincia".

Franco Pasarelli, secretario de Gobierno de Recreo, dijo que el principal problema que tienen en la ciudad es el consumo de alcohol en bares, por lo que están realizando un fuerte trabajo de concientizacion. Destacó la predisposición de la policía para los controles, pero reconoció que no siempre cuentan con efectivos. Finalmente, expresó que muchas veces los padres de los chicos alcoholizados se enojan cuando se los llama para que retiren a los menores, por lo que consideró que "esto hay que tratarlo excediendo los ámbitos de los Concejos, trabajando fuerte en la educación en las escuelas y dentro del seno familiar".

Los concejales de Esperanza Pablo Coresatti, María Rosa Theler y Juan Carlos Andreolli expresaron que hay consenso entre los ediles de su ciudad para sancionar próximamente una norma que prohíba el consumo de alcohol en la vía pública. Además, manifestaron que esta preocupación debería "trasladarse a un compromiso mayor, haciendo una ley provincial".

Dante Vega, asesor de la Comuna de Monte Vera opinó que es fundamental la concientizar e informar a los jóvenes, no a través del miedo, "sino para proteger sus vidas y salud".

Finalmente, por Paraná estuvo Marcela Arroyo, secretaria de la concejala Cristiana Sosa, quien resaltó la necesidad de trabajar fuertemente en educación. En tal sentido mencionó que implementaron una campaña llamada "Manejá lo que tomás" para concientizar a los jóvenes.

Comentá la nota