Ediles denunciaron supuestas irregularidades en Rendición Cuentas del año 2008 de Grau

Dijeron que "comparar la Rendición de Cuentas con el Presupuesto oportunamente aprobado, fue imposible, porque el Ejecutivo modificó absolutamente todas las partidas".

Los concejales de Unión Pro Federico Tonelli, Mercedes Rocco, Celina Caronello, Nicolás Lasa y Guillermo Vega, presentaron una denuncia en el Honorable Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires por supuestas irregularidades en la Rendición de Cuentas del Ejercicio 2008 de la Municipalidad de 25 de Mayo.

La Mañana accedió a la copia que entregaron el viernes en el organismo de contralor provincial, poniendo en conocimiento "diversos hechos vinculados a la Rendición de Cuentas del Departamento Ejecutivo de nuestro municipio, correspondiente a la gestión del año 2008".

Destacaron que las cuentas fueron aprobadas por el Concejo Deliberante "en mérito de la circunstancial mayoría oficialista que lo integra. Sin embargo lejos está ello de un consenso entre sus integrantes, dado que en oportunidad de su tratamiento, el oficialismo realizó una moción de orden para cerrar el debate, antes que nuestro bloque pueda expresarse, vedándose de ese modo a nuestra comunidad de la posibilidad de conocer como fueron administrados sus recursos públicos, del mismo modo que se privó al Tribunal de Cuentas de servirse de la opinión que la oposición política podría eventualmente haber aportado, por medio de las actas correspondientes a la sesión".

A juicio de la bancada de Unión Pro, podrían configurarse "irregularidades a tener en cuenta por el Honorable Tribunal", pues "muchos son los errores cometidos por el Ejecutivo en relación a las cuentas municipales, debiendo advertirse en primer término que ya el presupuesto describía Secretarías que no formaban parte de nuestra organización administrativa y carecía de otras que sí la conforman. Sobre esta cuestión existió un compromiso de adecuar el mencionado Presupuesto que finalmente nunca se cumplió".

"Sin perjuicio de ello, cuando intentamos comparar la Rendición de Cuentas con el Presupuesto oportunamente aprobado, la tarea resultó literalmente imposible, merced a que el Departamento Ejecutivo había modificado absolutamente todas las partidas", dijeron; subrayando que esos cambios no se limitaron "exclusivamente al monto de los créditos previstos, sino que el Ejecutivo dispuso unilateralmente eliminar diversas partidas aprobadas por el HCD y crear en su reemplazo otras tantas".

Para Tonelli, Rocco, Caronello, Lasa y Vega, ese comportamiento "indudablemente impensable en ámbitos normales, tendrían implícita la intención de contribuir al de-senfado de la discrecionalidad, con la finalidad de obstaculizar cualquier intento de control. En ese orden, se habría generado un ámbito propicio para permitir que los funcionarios de confianza del Intendente devengaran gastos antojadizamente, sin siquiera contar previamente con la autorización de los órganos de control internos del Departamento Ejecutivo, tales como la Contaduría o la Oficina de Compras, conforme lo exige el régimen legal vigente".

"Inescrupuloso manejo

de recursos públicos"

Lo apuntado, según la presentación de los ediles ante el Tribunal, surge "palmario de los Decretos aprobados el 31 de diciembre de 2008, oportunidad en la que la Contaduría toma noticia de la mayoría de los gastos devengados en los últimos meses, e intenta zanjar el inescrupuloso manejo de los recursos públicos, mediante pretendidas modificaciones presupuestarias, que lejos de prever como podrán gastarse los créditos existentes en partidas superavitarias, tendrían la intención de convalidar los gastos devengados con anterioridad".

De la lectura de esos decretos, resaltaron, surge también que "las noticias respecto de los gastos efectuados discrecionalmente por los distintos funcionarios, fueron llegando de modo parcial a lo largo de aquel día 31 de diciembre, de manera tal que resultó imposible plasmarla en un solo Decreto del Intendente, para finalmente aprobarse cinco Decretos mediante los cuales se pretendiera convalidar cerca del cincuenta por ciento (50 por ciento) de la totalidad de los gastos efectuados a lo largo del referido año, llegando incluso al absurdo de confeccionar un último Decreto, donde el intendente Mariano Grau, pretende autorizar de modo genérico, todos los gastos que surjan de un anexo suscripto por el Contador Municipal, seguramente apremiado por una reunión familiar destinada a festejar el fin de año".

"Si bien es muy difícil sino imposible probar que dicho anexo fue completado durante el año 2009, nuestra basta experiencia en el manejo de documentación pública, les permitirá advertir que dicha forma, al menos facilita el desarrollo de ese extraño manejo. Al menos, no hemos podido conjeturar ninguna otra razón que nos permitiera comprender las razones que motivaron el cambio de forma evidenciada en la diagramación de los citados Decretos", precisaron.

Aseguraron los concejales de Unión Pro que "la torpeza puesta en evidencia, no culmina en las maniobras descriptas, sino que alcanzan también el trámite desarrollado ante el Concejo Deliberante, ámbito en el que lejos de propiciarse la articulación del artículo 67 de la Ley Orgánica de las Municipalidades, con la intención de obtener la convalidación allí prevista, la mayoría oficialista procedió a cerrar prontamente el debate, limitándose a aprobar lisa y llanamente la Rendición de Cuentas presentada por el Ejecutivo".

Los ediles advirtieron que "en situaciones normales, podríamos poner nuestra energía en un sinnúmeros de pequeñas irregularidades de forma, que también afectan la Rendición de Cuentas –sub judice -, pero ante la gravedad de los hechos denunciados hemos optado por no atiborrar la tediosa tarea a cargo del Tribunal de Cuentas".

Comentá la nota