Ediles del PJ definen hoy la unión o la fractura del bloque

La bancada se reúne para intentar acordar cómo se renovará la conducción del Concejo. La división surgió tras un pedido de interpelación a Berarducci y el posterior decreto de Amaya que pone fin a 32 adscripciones.
Nadie se anima a anticipar lo que pueda ocurrir hoy, a partir de las 11, en el bloque oficialistas de concejales de la capital. A esa hora fueron citados los 14 ediles del justicialismo y las relaciones internas han llegado a un punto de tanta tensión que no se descarta una eventual fractura de la bancada peronista.

Anoche, al ser consultados por LA GACETA, los concejales Esteban Dumit (vinculado políticamente al diputado nacional Gerónimo Vargas Aignasse) y Humberto Marcucci (aliado de Rolando "Tano" Alfaro, titular del Ente de Infraestructura Comunitaria) sintetizaron el clima de nerviosismo que impera por estas horas, tras haber estallado una interna en el PJ capitalino.

"No quiero anticiparme. Hay que esperar a ver qué pasa mañana (por hoy) -dijo Marcucci-. Seguramente se hablará de Dumit, de Teresa Felipe de Heredia y de mí", precisó en referencia a que la concejala también respaldó la habilitación del pedido de interpelación al secretario de Gobierno, Walter Berarducci.

Esa votación a favor de sentar al funcionario amayista en el recinto para que rinda cuentas sobre una contratación directa por casi $ 17.000 en obras en la Asistencia Pública desencadenó las divisiones internas.

Dumit, por su parte, también admitió la incertidumbre que impera en el bloque. "No tenía pensado hacer declaraciones, porque no se qué puede llegar a pasar", señaló.

Acción y reacción

La interna aumentó decibeles el viernes, cuando el intendente, Domingo Amaya, decretó el fin de las adscripciones de 32 empleados que trabajaban con los tres ediles oficialistas y los tres representantes de la oposición (José Luis Avignone -UCR-, José Costanzo -Partido Autónomo- y Claudio Viña -FR-). Algunos ediles interpretaron la actitud del intendente como una declaración de guerra. Incluso, Teresa de Heredia dijo que se trató de "una venganza".

Además, se especula con que la crisis tendrá más derivaciones: la concejala Noemí Correa, esposa de Rolando Alfaro, sería desplazada de la vicepresidencia primera del Concejo.

La crisis política que envuelve al bloque oficialista estalló en el peor momento para el presidente del cuerpo, Ramón Cano (PJ), porque se debe elegir la mesa de conducción en una sesión extraordinaria que se hará mañana a las 9 (Ver "Los caminos...").

Cano pretende recuperar la armonía política dentro del oficialismo. "Hay que actuar con suma prudencia en todo", advirtió ayer a LA GACETA. Sin embargo, algunos ediles admitieron en voz baja que, tras la interna que salió a la luz, las desconfianzas estarán bajo la mesa. El bloque oficialista definirá hoy si se produce una fractura o no, pero en adelante ya nada será igual.

Comentá la nota