Ediles debatieron sobre la crisis y el pago del fondo de pavimento en la primera sesión del año

El Concejo Deliberante de Trelew retomó ayer la sesión que se inició el lunes pasado con el discurso de apertura del período ordinario 2009, realizado por el intendente, y como temas centrales se debatió sobre la crisis, la tarifaria y en particular sobre el pago del fondo de Infraestructura y pavimento urbano.
Asimismo, el cuerpo legislativo ya tiene un nuevo presidente, que es Sebastián Daroca, quien fue elegido por unanimidad, mientras que Leila Lloyd Jones juró como concejal, en reemplazo de Miguel Angel Rossetto.

La primera sesión del año culminó ayer, tras el cuarto intermedio convocado el pasado lunes, y además de tratar de terminar de conformar las comisiones y representación legislativa en organismos municipales e internos del cuerpo, contó con la toma del juramento a Leila Lloyd Jones como edil en el bloque del PJ, luego de la licencia política solicitada por Rossetto, quien se sumó al Gobierno nacional.

Lloyd Jones, empleada de la Cooperativa Eléctrica de Trelew, contó con el acompañamiento de familiares, amigos y compañeros de trabajo, pero además contó con la especial presencia del secretario de Hacienda, Gustavo Muñiz, y del secretario de Gobierno, Eduardo Maza, como así también de Rogelio González, titular local del Sindicato de Luz y Fuerza. Mientras que en la designación del nuevo presidente, hubo que esperar hasta el final, ya que el último punto del orden del día fue la elección de Sebastián Daroca como nuevo presidente del Poder Legislativo Municipal, quien contó con el acompañamiento de los cuatro bloques.

Un emocionado, nervioso y agradecido concejal, ya presidente, tomó posesión del sillón y convocó a la próxima sesión para el 19 de marzo, donde seguramente se tendrá dictamen sobre el expediente de la concesión del Aeropuerto de Trelew.

PUSIERON

PRIMERA

El tema de análisis por parte de los ediles fue la crisis y la necesidad de estrechar el trabajo entre el oficialismo y la oposición para buscar soluciones y «garantizar que se mantengan los puestos de trabajo». Este fue el concepto principal que se extrajo de la hora de preferencia, aunque los discursos derivaron en debate.

Es que la modificación de la tarifaria y el cobro del pavimento marcó las primeras diferencias entre el oficialismo y la oposición.

«¿Les encanta el pavimento y llaman al no pago?», se preguntó el justicialista Pablo Punta, al escuchar la alocución del radicalismo y el ARI. El edil consideró de «irresponsable» este planteo, mientras que tanto Miguel Ramos como José María Ramón coincidieron en reclamar que «nadie está en contra del asfalto, sino de calcular tiempos políticos para cobrar después el fondo, cuando llegó la crisis», puesto que «los vecinos no pueden pagarlo».

Comentá la nota