Ediles capitalinos desestiman que prospere impugnación a la fecha

Concejales de bancadas antagónicas coincidieron en que la resolución por la que se adhirió al decreto provincial para votar el mismo día contemplaba una posible objeción. En tanto, aseguran que no lesiona derecho alguno de terceros, por lo que no debería caer.
La presentación judicial del Partido Federal impugnando los comicios de Capital para el 13 de septiembre (13-S) no representa un problema serio para la mayoría de los concejales correntinos. Si bien se incumplió con los 90 días de plazo que estipula el cronograma electoral, esto no lesionaría derecho alguno de los ciudadanos, como tampoco sería un escollo insalvable para que un candidato no pueda presentarse.

Dos de los hombres más entendidos en materia jurídica en el ámbito del Concejo Deliberante, los ediles Juan José López Desimoni (Partido Popular) y Gustavo Valdés (Unión Cívica Radical), expresaron que si se tiene un criterio coherente la impugnación no debería prosperar.

"Los argumentos son poco sustentables teniendo en cuenta que el proyecto de resolución salió con el consenso de todas las fuerzas políticas de la capital, los cuales representan a los ciudadanos de Corrientes. Creo que los plazos que dicen que se violan no afectan al proceso en sí, teniendo en cuenta que es una adhesión al cronograma de la Provincia, el cual aún no ha llegado a los aspectos fundamentales para la definición de la elección", aseguró Valdés al ser consultado por "época". Por su parte López Desimoni, quien integra el bloque del Frente de Todos (FdeT), coincidió con la visión de Valdés, y expresó que esta posible impugnación ya estaba contemplada al momento que se sancionó la Resolución Nº64 que adhiere los comicios de la Capital a las elecciones provinciales en las que se elegirán gobernador, vice y legisladores provinciales para ambas Cámaras.

"La presentación no tiene posibilidad de prosperar teniendo en cuenta que no se afecta el derecho de terceros. Además se había contemplado este hecho en los considerando de la resolución, motivo por el cual se fijaba la fecha unos días después del plazo que establece el Código Electoral provincial. Ahí ponemos de manifiesto que el día en que se conoce el decreto es un viernes a última hora, que seguidamente se dio un fin de semana largo y que la aprobación de la resolución llega en la primera sesión de tablas del Concejo capitalino", argumentó López Desimoni. Ambos coinciden en que la Comuna tiene autonomía para definir el día en que los capitalinos irán a las urnas hasta 30 días antes del acto comicial, según estipula el Artículo 129 de la Carta Orgánica municipal. Asimismo el 128 pone de manifiesto que se debe realizar el acto comicial en concomitancia con una elección nacional o provincial. "Las condiciones están dadas para que los capitalinos vayan a las urnas el 13-S. Se debería dar preeminencia al espíritu de norma y a lo que dice la Carta Orgánica municipal. Aquí queda claro que por sancionar la resolución unos días más tarde, se deja afuera a un candidato para presentarse o a un ciudadano de votar", indicó López Desimoni.

Comentá la nota