Ediles aprobaron impuestos, el Presupuesto e hicieron excepciones

Los concejales oficialistas se aseguraron que el último encuentro del año contemplara todos los asuntos pendientes. En una maratónica sesión de más de 6 horas, el Concejo Deliberante aprobó las Cuentas Generales del Ejercicio 2007, el Presupuesto 2009, un incremento de impuestos, numerosas excepciones a los códigos de Planeamiento y Edificación, y hasta la cesión de los terrenos municipales que pedían los propietarios de los famosos chalets de Chachapoyas
El proyecto que demandó más tiempo de debate fue el de la ordenanza tributaria, que tenía un dictamen de mayoría de la comisión de Hacienda que incrementaba la Unidad Tributaria (UT) de $1,60 a $1,90 para los barrios con mayor capacidad contributiva, y de $1,25 a $1,60 para los carentes de recursos, dejando sin aumentos al Impuesto a la Radicación de Automotores.

Los votos de todo el justicialismo, el bloque del Partido Renovador de Salta - Partido de la Victoria (PRS-PV), y los ediles del Frente para la Victoria (FPV), Nora Ríos y Cristian Monzo, permitieron que se aumentaran los tributos. La suba de impuestos sólo fue rechazada por Diego Saravia y Martín Yáñez (FPV), Cristina Fiore (Partido Propuesta Salteña) y Cristina Foffani (Partido Obrero).

De esta manera, quedó rechazada una moción de Saravia que, si bien estaba de acuerdo con que era necesario que se incrementaran los impuestos para atender mayores costos de obras públicas y aumentos salariales, pidió que recién se implementara en marzo o más tarde, cuando se pudiera tener una visión más precisa del impacto de la crisis.

Presupuesto

El tratamiento del presupuesto fue menos polémico: sólo fue rechazado totalmente por Foffani, y en algunos aspectos por Fiore y Yáñez. La concejala del PO cuestionó que se sostenga la precariedad laboral de los empleados municipales, que no estén previstos incrementos salariales, y que el plan de obras públicas "no mejora la calidad de vida de los vecinos"

Junto a Fiore y Yáñez, se opusieron a que el presupuesto destine 62 millones de pesos a la empresa de residuos Agrotécnica Fueguina, en lugar de los 53 con los que contó este año.

Además, la edil del PPS cuestionó que la ordenanza incluya los superpoderes que permiten la transferencia de partidas, y que el plan de obras no esté contemplado en el presupuesto, sino sólo en un borrador.

Comentá la nota