Un edil reclama que una convención sancione la Carta Orgánica municipal

El concejal radical José Luis Avignone volvió a la carga con la propuesta de que el intendente de esta capital, Domingo Amaya, convoque a elección de convencionales para que procedan a sancionar la Carta Orgánica del municipio.
El edil esgrimió que urge cumplir lo dispuesto por la Constitución provincial reformada en 2006, que consagró expresamente la autonomía municipal en sus aspectos político, administrativo, económico, financiero e institucional.

En el capítulo de disposiciones transitorias, el artículo 165 de la Carta Magna preveía que, antes de la finalización del segundo período de sesiones ordinarias correspondiente a 2007, la Legislatura debía sancionar una ley reglamentaria del artículo 132, que reconoce la autonomía municipal y la posibilidad de que los municipios dicten sus respectivas cartas orgánicas. Pero esto aún no sucedió. Por eso, Avignone interpretó: “el vencimiento del plazo debe ser entendido a favor del mandato constitucional; es decir, en el sentido de que los intendentes han quedado tácitamente autorizados a realizar la convocatoria a elecciones”.

Límites infranqueables

El radical instó a Amaya a que cumpla con el mandato constitucional. “No puede ser de otra manera, ya que la única limitación que tendrá la convención constituyente municipal será la de someterse a los límites que le impone la Constitución provincial en materia de atribuciones y competencias, y por supuesto, ajustarse a la Carta Magna nacional”, recalcó.

Avignone insistió en que un eventual llamado a elecciones de convencionales de la capital, por parte del intendente, constituiría “un verdadero ejercicio de autonomía”. “Esta condición de los municipios argentinos fue reconocida expresamente por el artículo 123 de la Constitución nacional (reformada en 1994), que sepultó los argumentos de quienes pretendían restringir las atribuciones municipales a una mera autarquía (financiera)”, recordó.

Comentá la nota