Un edil pide medidas para un basural a cielo abierto

Tandil con basural a cielo abierto" se titula la nota enviada a esta Redacción por el concejal Eduardo Ferrer, por medio de la que denunció la existencia de un espacio en el que se arroja basura y que provoca todo tipo de consecuencias. En ese mismo sentido, apuntó que es responsabilidad del Municipio, que debe tomar medidas urgentes contra esta situación.
El legislador advirtió sobre un basural cercano a la calle O’Higgins al 500, que podría causar contaminación ambiental, en el cual además "arrojan basura de todo tipo que pone en peligro a gente que muchas veces anda por el lugar", según expresaron los vecinos.

Ferrer manifestó que "las imágenes son elocuentes y que es responsabilidad del Municipio tomar medidas urgentes para evitar cualquier tipo de impacto ambiental negativo y fundamentalmente por el peligro que representa para la gente".

Sobre este espacio, los vecinos del lugar "habían comentado que, sobre la mano izquierda, existe una entrada donde hay un poste con un buzón verde, ignorando si es propiedad privada". Dentro del predio "se puede observar una construcción precaria como a 200 metros. Al lugar señalado llega cualquier tipo de basura, agregando que, en ocasiones anda gente ‘cirujeando’ -grandes y chicos- que no se dan cuenta de cómo se exponen al peligro", reza la nota.

El concejal señaló que "las imágenes reflejan más que las palabras y que un basural a cielo abierto representa un riesgo para la salud de la población, por lo tanto, el Gobierno municipal en forma prioritaria debe prevenir los efectos negativos que sobre el ambiente se pueden producir".

Un ambiente sano

Ferrer enfatizó que "la ciudad crece a un ritmo vertiginoso, y la antropización del medio natural es cada vez mayor, lo que genera crecientes procesos de degradación en nuestra calidad de vida". Por lo tanto, en Tandil "deberíamos garantizar un ambiente sano ejerciendo un control sistemático sobre el surgimiento de estos basurales a cielo abierto".

Por otra parte, "este basurero está a un poco más de mil metros de la plaza principal, soslayarlo implica mirar para otro lado y no comprender el daño que puede producir a la diversidad biológica y a los recursos ambientales". Asimismo, Ferrer marcó que "no es conveniente que esta basura sea tapada luego con escombros, ya que la descomposición de los residuos contamina las napas freáticas con elementos peligrosos".

Por último, reflexionó que "este cúmulo de basura: latas, botellas, neumáticos, bolsas de polietileno, alimentos, aceite quemado y bidones plásticos, entre otros elementos, conforman un foco infeccioso para los vecinos de la zona y una imagen negativa para una ciudad que trata de venderse a sí misma como uno de los puntos turísticos más importantes del país".*

Comentá la nota