Edil carmense no concurió a la Legislatura provincial

Ayer debía realizar su descargo ante la comisión de Asuntos Institucionales. Justificó diciendo que le llegó tarde la notificación.

La reunión que debía celebrar ayer la comisión de Asuntos Institucionales de la Legislatura jujeña, por una cuestión de privilegio promovida contra el presidente del Concejo Deliberante de El Carmen, Ciro Gutiérrez, fue postergada para mañana, a raíz de que el edil adujo no haber recibido la notificación correspondiente por parte de la comisión legislativa.

El conflicto institucional por dos concejales cesanteados por el cuerpo comunal carmense no sólo llegó a la Justicia, sino que también hizo escala en la "Casa de Piedra".

Los concejales Adrián Mendieta, del partido municipal Segundo Centenario, y Víctor Hugo González, de la Unión Cívica Radical, habían sido destituidos semanas atrás en el transcurso de una sesión que contó con el aval de dos ediles que responden al oficialismo local y del propio titular del cuerpo, quienes fundamentaron la decisión en la recurrente estrategia de los cesanteados de no dar quórum para el tratamiento de normas municipales que requieren de los dos tercios del Concejo.

El procedimiento generó polémica y rápidamente se trasladó a la Justicia, no sin antes repercutir en la Legislatura jujeña, que en su última sesión dio curso a una cuestión de privilegio en contra de Gutiérrez, quien también por decisión del parlamento provincial debía realizar su descargo en la reunión ordinaria de Asuntos Institucionales de esta semana.

Como el lunes no hubo actividad por el asueto administrativo, siendo ese día el fijado para los encuentros de dicha comisión, el trámite pasó para el día siguiente, pero finalmente tampoco se produjo.

La cuestión de privilegio fue promovida por el bloque de diputados de la UCR, ante la negativa de Gutiérrez de permitirles el ingreso al Concejo Deliberante de esa ciudad a dos diputados radicales, uno de ellos Jorge Rizzotti, vicepresidente segundo de la Legislatura.

Según fuentes legislativas, al no haber recibido la notificación correspondiente en tiempo y forma, Gutiérrez mantuvo contactos telefónicos con algunos miembros de Asuntos Institucionales que requerían su presencia, y aunque se mantuvo en su postura de no concurrir hasta no tener la invitación formal en sus manos, acordó asistir a la Legislatura este jueves por la mañana.

Algunas versiones que se escucharon en los pasillos de la Cámara de Diputados daban cuenta que el edil carmense se valió de ese argumento por temor a quedar arrestado en dependencias del Poder Legislativo, una posibilidad concreta cuando la cuestión de privilegio prospera.

Tras el frustrado intento de conseguir la presencia de Gutiérrez, Rizzotti señaló que por versiones de sus pares el concejal carmense se comunicó con el presidente de Asuntos Institucionales, Hugo Eleit (PJ), para expresarle que su ausencia tuvo origen en la tardía notificación y que este jueves -por mañana- estaría cumpliendo con la requisitoria parlamentaria.

"La reunión se tiene que concretar antes de la sesión ordinaria que tiene previsto desarrollar este jueves el Parlamento provincial, que debe emitir una resolución frente al descargo de Gutiérrez por el trato que recibió un grupo de diputados de la UCR que intentó averiguar lo que estaba pasando", dijo en alusión a la prohibición que recibió junto a sus pares Mario Pizarro y Carlos Oehler, al intentar ingresar al edificio del Legislativo municipal.

Una sesión sin quórum

"Por una decisión de tres de los seis concejales expulsan a dos a través de una resolución que no tiene ninguna validez puesto que no había quórum", comentó Rizzotti, al tiempo de calificar de inconstitucional la medida y explicar que la inasistencia a las sesiones que se aduce forma parte de una estrategia parlamentaria, que no se ajusta sólo a no votar cuando se entra al recinto, sino también a "manejar los tiempos legislativos, tal cual sucedió en numerosas ocasiones en la Legislatura provincial con el bloque oficialista".

Comentá la nota