El edificio Mara ya es de la provincia

La provincia del Chaco acaba de completar la compra total del edificio de la galería Mara, desde hace más veinte años paralizado en medio de la quiebra de la sociedad propietaria y de una larga lista de embargos preventivos.

Con la firma de la escritura esta semana, la estructura quedó ahora formalmente en manos del fideicomiso que administra los activos residuales de la liquidación del Banco del Chaco SEM.

El edificio será rápidamente completado y pasará a albergar ahora a la Fiduciaria del Norte y también a la futura Bolsa de Valores del Chaco. La estructura sólo será cubierta con paneles de vidrio al tiempo que se completarán el trabajo interior en una obra que podrá estar completa en octubre de este año.

Como socia mayoritaria del banco liquidado, la provincia era dueña del crédito que planteó en la quiebra de la empresa propietaria. Pero sobre el inmueble pesaban unos 18 embargos por demandas de toda índole, que se debieron ir tratando caso por caso.

"Las gestiones se vienen realizando por precisos requerimientos e instrucciones del gobernador Jorge Capitanich, quien además solicitó finalizarlo con la más alta calidad constructiva y tecnología aplicadas al edificio, orientando su futura utilización a empresas públicas y/o privadas, cuyas necesidades operativas básicas no tienen hoy respuesta satisfactoria en las ofertas disponibles en plaza; todo firmemente orientado a la generación de nuevos puestos de trabajo, en este caso, de elevada calificación técnica", comentó el gerente general de la Fiduciaria, Roberto Dell’Orto.

En el acto de firma de la escritura, completada esta semana, participaron la escribana Roxana Rano y Carlos Persoglia, administrador del Fideicomiso que tenía como objeto la transferencia del inmueble a Fiduciaria. La contadora Mabel Viña Simoncini, vicepresidenta de Fiduciaria del Norte, firmó la escritura por Resolución de Directorio.

También estuvieron presentes el doctor Fernando Zabalza y Alberto Cabrera, directores titulares de Fiduciaria, junto al gerente general Roberto Dell’Orto. El proyecto para la construcción final del edificio fue encargado a los arquitectos Miguel Gober y Horacio Masccheroni, integrante de sucesión propietaria original del inmueble.

Comentá la nota