Edgardo Sosa afirmó que Perico podría llegar a perder la actividad tabacalera, si se aprueba la tasa que impulsa Ficoseco

Nuestro medio dialogó en exclusiva con el Concejal periqueño Edgardo de Jesús Sosa, quien manifestó su preocupación por la posibilidad de que se apruebe el proyecto de Ordenanza que intenta gravar mediante una tasa el acopio del tabaco, destacando que esta medida podría generar una reacción de toda la actividad productiva tabacalera
Afirmó que inclusive se correría el riesgo de que el sector tabacalero se instale en municipalidades vecinas, por lo que "se perdería una de las actividades económicas que más sustento le dan al crecimiento de la ciudad".

Sosa manifestó que "es una idea de tres concejales, que también la comparte el intendente, en donde se intenta gravar mediante una tasa el acopio del tabaco, que es la principal actividad que tiene ciudad Perico. Es con un 3,5% del valor del acopio, o sea que, si uno lo traduce en un valor anual, la recaudación de esta tasa debería oscilar en los 16 millones de pesos".

Por lo tanto, "yo manifesté mi total y absoluta oposición a este tipo de tasas, porque en primer lugar es abusiva, en segundo lugar no se sabe el destino, y creo yo que lo peor que pueden hacer los legisladores es atacar la principal actividad que tiene esa ciudad. Sería lo mismo que imponer una tasa al turismo en Bariloche o en Termas de Río Hondo, y me parece que es una equivocación".

A esto agregó que "por ahora es un proyecto y tenemos entendido que todos los concejales oficialistas, que son 6, estarían ya alineados en este pensamiento que tiene el Intendente. Yo ya manifesté mi oposición y así lo haré saber, si se intenta tratar esta tasa en alguna de las sesiones extraordinarias que tengo entendido se van a solicitar, para tratar posiblemente el presupuesto y también esta tasa".

En cuanto a las posibilidades de que esto se apruebe, "las hay, porque el oficialismo cuenta con 6 votos sobre 8. Lamentablemente, si es que siguen intentarlo hacerlo, seguramente lo harán".

Sin embargo, "estoy convencido que va a haber una reacción de toda la actividad productiva tabacalera, porque hay muchos agujeros negros en este proyecto de ordenanza, y nos parece que lo primero que hay que hacer es consensuar con la actividad principal que se intenta gravar. Ver si es posible en la situación que hoy vive el sector tabacalero, y en todo caso ver si hay algún tipo de alternativa para que pueda haber un equilibrio entre lo que pretenden estos concejales y lo que puede acompañar el sector productivo".

En lo que hace a la reacción de las municipalidades vecinas a Perico, "cuando se enteraron los intendentes de este intento de llevar adelante una ordenanza de esta naturaleza, inmediatamente dieron a conocer al sector tabacalero que cedían terrenos para que instalen allí los centros de acopio. O sea que hasta puede llegar a ser peligroso para la ciudad, porque perdería una de las actividades económicas que más sustento le dan al crecimiento de la ciudad. Esto no nos sorprende, porque el mismo Intendente es el que dejó que se vaya el ANSES, o nunca peleó para que se instalen sucursales de los bancos, como lo están haciendo en otras ciudades".

En definitiva, "evidentemente no hay un proyecto de ciudad".

Comentá la nota