Edemsa debe invertir $ 2,7 millones para reparar los daños del apagón

Se comprometió a hacerlo en 30 días, luego de que 276 mil usuarios se quedaran sin luz el martes 5. Para Distrocuyo, son necesarios otros $ 4 millones en mejoras.
Mientras el Ministerio de Infraestructura espera el dictamen final de los peritos y el informe de Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico), que son clave para decidir qué sanción cabe a Edemsa por el apagón que dejó a 276 mil mendocinos sin luz durante casi toda la mañana del martes 5 de enero, la distribuidora eléctrica se comprometió a ejecutar obras de reparación por $ 2,7 millones, según un plan presentado días atrás que deberá completar en menos de un mes.

Para medir su magnitud, hay que recordar que junto a los clientes de Edemsa el corte afectó a 56 mil usuarios de la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz, además de servicios como el transporte público y la actividad industrial. El dato confirmado por Distrocuyo ayer, fue que ese día salieron del sistema 700 megavatios, agravado por una sobrecarga de demanda en el sistema de distribución.

"Además del informe de Cammesa, pedimos colaboración al ENRE (Ente Nacional Regulador Eléctrico) para recabar todos los datos del sistema. La selección de los peritos del EPRE y Edemsa servirá para investigar y definir responsabilidades, pero lo cierto es que esta multa va a tener una gran incidencia", señaló la subsecretaria de Servicios Públicos, Patricia Martínez, quien hoy se reunirá con funcionarios del EPRE para avanzar en los próximos pasos, antes de confirmar el monto de la sanción, que se conocerá los primeros días de febrero.

Con el transformador quemado precintado como prueba, un parámetro fundamental para decidir el castigo es la energía no suministrada en función de la demanda. Paralelamente, la principal distribuidora eléctrica de Mendoza presentó hacia fin de la semana pasada al Ejecutivo un plan para la reformulación de la estación transformadora afectada en Luján, que asumió concluir en los próximos treinta días.

Responsabilidades y efectos

Según Martínez, el plan incluye "la sustitución de instalaciones y la remodelación de la estación a cambio de una inversión de dos millones de pesos, más otros 700 mil que corresponden al arreglo de transformador del Parque Industrial Petroquímico (PIP)".

Por su parte, Distrocuyo, que debe rendir cuentas también a Cammesa, elevó su propia evaluación a la administradora nacional y al EPRE, cuya versión definitiva estará lista hoy. En ella, la empresa transportadora asume su responsabilidad por la no apertura del interruptor en la estación de Luján de Cuyo al momento del problema.

"Hubo una falla que causó una diferencia de potencial que fue lo que afectó al sistema de corriente continua. Nunca ocultamos el problema; sucede que la sobretensión se coló por tierra y llegó al sistema antes de que se activara el interruptor", expuso Alejandro Neme, gerente general de Distrocuyo, quien reconoció que aún se desconoce el motivo del desnivel de tensión que derivó en el cuadro.

De haber funcionado el interruptor, desde Distrocuyo calculan que la afectación habría sido sensiblemente inferior. Esto implicaba la salida de servicio de la estación PIP, Tupungato y Boulogne, que abastece parte del anillo de 132 kilovatios que opera Edemsa dentro del gran Mendoza (desde Luján- Las Heras- Rodeo de la Cruz-Luján).

Para evitar que se repita la experiencia, Neme precisó que se necesita otro tipo de inversión, cercana a los $ 4 millones. "Es un proyecto que venimos planteando desde 2000 e implica renovar o ampliar los sistemas control, comunicaciones y protecciones, y que tienen que impulsar la demanda. La vía alternativa es la revisión tarifaria, pero esto no se produce desde 1999", puntualizó el directivo.

Justamente Edemsa, junto a YPF, componen la demanda de Distrocuyo que podría financiar la inversión necesaria. Un importe que representa alrededor del 1% de la facturación conjunta en consumo de energía. "Dentro de nuestro escaso margen de acción como transportistas, lo hemos planteado reiteradamente. El distribuidor debería estar interesado en promover esta obra, porque en Luján han habido varios incidentes de este tipo que se traducen en sanciones", concluyó Neme.

Otro de los informes solicitados, pero desde el lado de los efectos del apagón, le cabe a Centrales Térmicas Mendoza (CTM), que abastece, además de la refinería, a varias industrias. Su titular, Carlos Bertagno, lo definió como "un lucro cesante en la generación de energía, que nos llevó 16 horas restablecer, al punto que la última máquina arrancó a las 3 AM del día siguiente".

En el detalle que CTM también elevó a Cammesa y al Ejecutivo se explica que de las 8 usinas capaces de aportar 400 megavatios diarios al sistema que estaban en actividad al momento de la falla sólo se mantuvo una, lo que redujo la generación a 18 megavatios (equivalente a la demanda de la refinería)

Comentá la nota