EDECAT pretende un aumento de tarifas de entre el 75 y el 140%

Con un déficit declarado y en pleno colapso del servicio energético, EDECAT llegará hoy a la audiencia pública convocada por el ENRE para pedir y justificar un incremento de tarifas para los distintos usuarios de entre el 75 y el 140%, motivado por los aumentos que acusa en los costos del servicio de distribución.
Lo más probable es que el aumento no se autorice en esos montos, sin embargo se descarta que algún porcentaje de incremento se autorizará e impactará directamente en el bolsillo de los usuarios, pese a las severas fallas del servicio energético que presta la distribuidora.

Técnicamente, el planteo de EDECAT es de "actualización de la tarifa por mayores costos en la prestación de servicio" y tiene ya varios meses de espera. Incluye importantes ajustes en todos los rubros operativos, entre ellos, el ajuste en los costos de insumos como cables, postes, transformadores y otros elementos que se usan para el mantenimiento y ampliación de la red de distribución. Ése es un ítem que no se actualiza desde 2005. Eso explicaría, en parte, que el pedido de la empresa sea por porcentajes tan altos.

Al margen de la pretensión de EDECAT, hoy se conocerá un análisis de costos realizado a pedido del ENRE, por una consultora privada. Aunque no se sabe cuál es el porcentaje de aumento que considera justificado la consultora, trascendió que los montos difieren sustancialmente a favor de los usuarios.

En la audiencia pública está prevista además la participación de distintas asociaciones de usuarios, sectoriales, empresas, legisladores y particulares que se anotaron para dar a conocer su postura -que no es vinculante- respecto a la pretensión de aumento de costos de parte de la privatizada.

Una vez concluida la audiencia, el ENRE analizará los distintos informes y definirá cuál es la actualización de costos que autoriza y, de qué manera, ese aumento se traslada a la boleta de los usuarios.

Fuentes del ENRE aclararon que el impacto del aumento no será el mismo según las distintas categorías de usuarios -residenciales, comerciales, medianos usuarios e industriales- y sus consumos.

Este aumento, que comenzaría a regir a partir del 1º de febrero, se sumará al incremento que ya sufren los usuarios desde enero de 2009, que en algunos casos, supuso subas del 200%. Pero mientras que en aquel momento, la suba se debió exclusivamente al traslado del incremento del costo de la energía aplicado por Cammesa, la que se autorizará en poco tiempo más será para compensar el déficit de la distribuidora local.

Tarifa social

Aunque no es un planteo de EDECAT, la tarifa social también será un tema a abordar en la audiencia pública de hoy. Es que, si se avanza con un nuevo aumento tarifario, será mayor el número de usuarios en dificultades para pagar sus facturas. En ese sentido, desde el ENRE se realizará un planteo formal solicitando que la tarifa social beneficie a más gente.

Comentá la nota