EDECAT ya le debe a Cammesa más de 15 millones de pesos

La empresa viene arrastrando desde el año pasado esta deuda. Desde la firma prefirieron el silencio. Catamarca podría quedarse sin luz por la mora.
EDECAT sigue escalando posiciones en el ranking de morosidad que elabora Cammesa, la empresa mayorista energética de participación estatal. Hasta junio pasado, su deuda era de 15,7 millones de pesos, monto que la ubica entre las distribuidoras provinciales con mayor índice de morosidad en el país. En abril, esa deuda era de poco más de 13 millones.

Según un informe publicado por el matutino económico El Cronista Comercial, la distribuidora catamarqueña encabezaría el listado de deudores, acompañada de otras empresas como DPEC, de Corrientes, con casi 9 millones; Edefor, de Formosa, que adeuda 6,4 millones de pesos y la Cooperativa de Puerto Madryn, con 2,3 millones.

El Ancasti consultó a la empresa si había iniciado algún plan de financiamiento de la millonaria deuda, pero desde EDECAT -hoy regenteada por un directorio de mayoría estatal- prefirieron no hacer declaraciones. La situación se agrava si se tiene en cuenta que ante un nivel de morosidad de esta naturaleza, Cammesa podría `cortar´ el envío de energía a EDECAT y, con ello, Catamarca se quedaría sin luz. Si bien la empresa continúa siendo privada, desde octubre pasado, el Gobierno nombró a cinco directores en representación de la Provincia, tras ejecutar la garantía prendaria y quedarse con el 51% de las acciones de la privatizada. Mientras el futuro de la energética se dirime en sede administrativa y judicial, la responsabilidad del Gobierno es insoslayable. Es que la deuda con Cammesa se incrementó desde que la administración está en manos gubernamentales.

De hecho, el Gobierno hasta autorizó a EDECAT a echar mano -a fines de 2008- a alrededor de 5 millones de pesos del Fondo Fiducario constituido con 30 millones de deuda oficial para que la empresa pagara a Cammesa parte del acumulado adeudado.

El incremento de las deudas desde las distribuidoras provinciales coincide con el aumento del costo de la energía autorizado por la Nación y que fue trasladado a las boletas de los usuarios.

Comentá la nota