EDECAT atribuyó problemas con la luz a un sabotaje en la red

La empresa aseguró que el jueves hubo fallas porque atacaron líneas importantes con "boleadoras", afectando a distintos sectores.
Con el marco de la crisis nacional del servicio eléctrico, a raíz del elevado consumo por la ola de calor, la empresa EDECAT atribuyó los problemas detectados en distintos lugares de la provincia a sabotajes realizados en los tendidos de energía.

Según informó oficialmente, los cortes que se produjeron durante el jueves fueron ocasionados por ataques perpetrados sobre líneas de media tensión, que terminaron provocando la salida de servicio de distribuidores importantes.

En ningún momento mencionó si la demanda creciente y la insuficiencia de la red para sostenerla -como sucedió en otras oportunidades-, también fueron las causas de las fallas.

El detalle proporcionado indica que a las 17.56 del jueves, "manos anónimas arrojaron boleadoras" sobre la línea de media tensión La Merced, a la altura del badén del Camino a la Virgen. Esta falla produjo la salida de servicio de los distribuidores Esquiú, ET Catamarca, La Quebrada y La Chacarita CDI, afectando a cientos de usuarios.

La línea de media tensión de La Merced pudo recuperarse por algunos minutos, pero luego, después de las 20, fue nuevamente afectada a la altura del Río del Valle, por otro ataque. Además, se vio resentido el tendido de media tensión que va a Sumalao.

La empresa informó que hacia las 21 estaban nuevamente operativos los cableados y que se hizo la denuncia correspondiente ante la sede policial contra "autores desconocidos".

Los ataques sucedieron en el momento en que se produce otro récord en la demanda de energía por el calor. El alto consumo puso al borde del colapso el Sistema de Interconexión Nacional. El jueves, el SIN alcanzó un consumo pico de 406,2 GWh, ante la ola de altas temperaturas. Ayer, la potencia generada se elevó a 19.562 MW cerca de las 15, quedando a 4 MW del máximo histórico del 23 de julio de 2009.

Los problemas derivados de esta situación -que en territorios como Córdoba obligó a implementar un sistema de cortes rotativos-, provocó la salida de las autoridades gubernamentales, que pidieron a los usuarios el ahorro en el gasto de luz.

Por ello dieron consejos para evitar el derroche.

Solución a los reclamos

Ante la rotura o quema de artefactos eléctricos, en caso de una falla que puede atribuirse al mal servicio, existe un procedimiento que permite dar una respuesta rápida al usuario.

El ENRE informó que el damnificado debe concurrir a la sede de EDECAT, en avenida Ocampo, en donde realizará el reclamo correspondiente. Tendrá que llevar una boleta que lo acredite como cliente. En caso de que se haya hecho reparar el aparato, podrá llevarse la factura, o el presupuesto del técnico, para tramitar un reembolso. De lo contrario, EDECAT remitirá a un taller para que se haga la reparación.

La firma tiene diez días hábiles para expedirse y el usuario deberá pedir una copia del reclamo con su correspondiente número.

Si pasado ese plazo la firma responde negativamente, interviene el ENRE con una investigación.

El organismo dijo que la política de los administradores estatales de la concesionaria es reconocer siempre las reparaciones, en caso de un problema de distribución, y que este mecanismo se agilizó mucho en los últimos meses.

Comentá la nota