Ecuador: Correa acusó al diplomático estadounidense expulsado de ser agente de la CIA

Ecuador: Correa acusó al diplomático estadounidense expulsado de ser agente de la CIA
El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que el diplomático estadounidense Max Sullivan, al que expulsó hace tres días, "era el jefe de la CIA" en el país, y denunció a los opositores de querer desestabilizar al gobierno.
En su intervención radial semanal, Correa aseguró: "el diplomático cometió un acto grave", en referencia a que se adueñaba de computadoras que contenían información sobre la seguridad interna del país y que habían sido donadas por Estados Unidos a la policía ecuatoriana.

"Hablemos claro, él era el director de la CIA en Ecuador", afirmó Hace tres días, cuando anunció su expulsión, el ministro de Exteriores ecuatoriano, Fander Falconi, había acusado a Sullivan de "ingerencia en asuntos internos del país".

Por otro lado, acusó a sus opositores políticos de haber elaborado un plan para implicarlo en un colosal tráfico de droga y favorecer un "golpe" antes de las elecciones del 26 de abril.

"Está en peligro la democracia" en Ecuador, denunció Correa, quien alertó a la ciudadanía y al resto de los países latinoamericanos sobre los planes de golpe de Estado.

Correa dijo tener "pruebas de que se intentó utilizar a una persona para que declare contra el gobierno en el caso (de José Ignacio) Ostaiza", un ex subsecretario que trabajó tres meses en el gobierno.

El presidente dijo que se intentó vincular al gobierno con el narcotráfico porque Ostaiza, después de ser funcionario, mantuvo relación con supuestos jefes traficantes de drogas.

Comentá la nota