Sin Ecuador y con un Chávez alto voltaje, Argentina gana ‘inversores extremos’

En Nueva York dicen que no hay mejores opciones en la región para los que buscan adrenalina y altos retornos. Creen que Chávez es más riesgoso que los K
"Están pagando de afuera, los muchachos de Nueva York. No sé a que obedece, más en en este delicado momento pre electoral. No los entiendo, están enajenados y pagan por los bonos. Es más, se ponen como locos cuando no hay vendedores (para comprarles). Toman la curva media-corta en dólares, como el Bonar 11, algo de Boden 12 y del Boden 15. Después van largo con el Discount en dólares ley extranjera y el cupón PBI. Dicen que todo esto es porque se corrió el riesgo de de default, pero yo no les creo". El comentario, más que descriptivo, lo hicieron desde una mesa de operaciones de una tradicional sociedad de bolsa. El operador no salía de su asombro cuando tenía órdenes del exterior para adquirir títulos públicos argentinos. "Es la ciclotimia de estos muchachos", explicó, sin encontrar demasiados argumentos. Ayer, en una jornada levemente bajista para Wall Street y con una tenue suba para las acciones locales, los bonos treparon hasta 5%. A diferencia de lo que sucedía hace tres semanas, no tuvieron el impulso adicional de las compras oficiales por parte del Banco Central o la ANSeS. Según reconocen los operadores desde la Gran Manzana, los títulos argentinos se volvieron más atractivos para una apuesta especulativa. Descartado el default del país en el corto plazo –algo que estaba incorporado en los precios de los activos (por eso tan deprimidos)–, aquellos inversores con ansias de vértigo y rentabilidades elevadas, ponen unas fichas a la renta fija local.

Para entender el cambio de tendencia, desde Nueva York explican lo siguiente: Argentina, Venezuela y Ecuador eran los tres países con "alto beta" (si subía el mercado, ellos lo hacían aún más, pero si caían las pérdidas de amplificaban). Desde que Rafael Correo hizo un default de sus bonos por declararlos "ilegítimos", las operaciones en el mercado con títulos ecuatorianos se redujo a un tercio desde los u$s 3.000 millones. Al salir de circulación estos bonos, los inversores tienen que rotar la cartera hacia las otras dos opciones disponibles. En ese escenario, el cliente de un banco de EE.UU. tiene pocas alternativas, medida por liquidez, rentabilidad y jurisdicción de emisión: en el caso de Venezuela, el título que vence en 2027 (algo así como el benchmark de ese país); mientras que en el caso argentino las alternativas son el Discount y Par en dólares bajo legislación extranjera (los que integran el EMBI que elabora el JPMorgan llamado tradicionalmente ‘riesgo país’). Tomando el rendimiento, no extraña porqué desde el exterior se esté mirando al Discount: paga 19,71% anual contra los 15% del bono venezolano comparable. El riesgo país argentino, en lo que va de mayo, cede 22% contra una reducción de 0,54% en el caso de Chávez.

"Son distintos los perfiles de inversores. Hay riesgo político en la Argentina aunque en menor medida que el existente en Venezuela (donde se jactan de nacionalizar los servicios petroleros). Hay veces que los bonos argentinos tienen más liquidez que los venezolanos cuando cae el precio del crudo que afecta a ése país", explica Enrique Álvarez, director de IDEAglobal desde Nueva York.

De hecho, Barclays Capital tiene overweight (sobreponderado) a los bonos argentinos en su cartera modelo, y dicen que "después de la toma de ganancias de la semana pasada, creemos que es una oportunidad para incrementar posiciones". Venezuela está en "small overweight" (ponderar menos) y recomiendan "reducir posiciones hasta que se disipen los riesgos".

Comentá la nota