ECOS: "Decir que no se puede producir sin químicos es mentirle a la gente"

La fumigación y la ordenanza que la rige vienen generando discusiones desde hace unos días. Algunos productores que se molestan por no poder labrar sus tierras; ECOS que defiende la norma e intenta profundizarla; la Federación Agraria que pretende cambiarla.
Después de que en la última sesión del Concejo Deliberante ingresaran dos proyectos de modificación de la ordenanza en cuestión, ABC dialogó con el Director de la Producción y Presidente de la FF AA, José Trentino, quien explicó su propuesta y respondió a algunas acusasiones de ECOS. Hoy, Gabriel Arismabarreta y Andrea Tortorollo, integrantes del grupo ambientalista, explican el proyecto elevado al legislativo y responden a Trentino.

¿En qué consiste su propuesta?

El proyecto consta de dos partes, en la primera fundamentamos nuestra idea de que es necesario tener una zona sin químicos, citamos múltiples autores y estudios médicos que demuestran la nocividad de dichos productos. En la siguiente, añadimos propuestas y alternativas. Alternativas que en realidad le tocaría pensar al señor Trentino, a la Dirección de la Producción. No se pensaron alternativas para los productores, también por eso se genera molestia en la gente. La ordenanza hace más de un año está en vigencia y fue discutida mucho tiempo, votada por unanimidad en el Concejo Deliberante y promulgada por el Ejecutivo sin modificaciones, entonces, por lo menos, nos parece fuera de término este planteo de la Federación agraria. Realmente llama la atención.

Se le dice a la gente que no se puede producir sin químicos, eso es mentir. Sí se puede y hay múltiples formas de hacerlo que detallamos en nuestra propuesta, con antecedentes y pruebas. Porque además, uno de los argumentos de los detractores de la ordenanza, es que no hay pruebas. La ley de medio ambiente dice claramente que todo aquello que tenga que ver con el daño a la salud y el medio, y posibilite el daño, debe ser tratado desde la prevención y la precaución. Parece que hay que esperar que muera alguien intoxicado para actuar.

También detallamos todas las reuniones de la casa de campo donde fue claramente evidente que desde muchos sectores se pretende enfrentar la ordenanza. Se piden solamente 500 metros de la zona urbana, nada más, las zonas de peligro: cerca de las escuelas, las zonas urbanizadas y los cursos de agua. Es claro que si no se piensan alternativas, y a eso que ya no se puede hacer del mismo modo que el productor lo hizo toda la vida no se le busca opción, los vecinos se van a molestar. Pero a quién, si no al Ejecutivo, le corresponde pensarlas y trabajar en su desarrollo. Al señor Trentino, a quien en esta situación y ante estas circunstancias le ha tocado ser la autoridad competente.

¿Qué opinan del proyecto de FF AA?

Que la modifica tanto que pierde el sentido. Claramente no estamos de acuerdo. Hablan de la profesionalización de los fumigadores, y eso es una cosa que ya está contemplada en la ley provincial, y los problemas que se generaron en Saladillo no tuvieron que ver con eso, hay fumigadores con experiencia, el problema no es ese, si no que la agricultura está fuera de control.

Otro de los ejes que tocan es el de las categorías de los químicos...

Ese argumento no es sólido, porque un producto que acá es categoría cuatro, en cualquier otro país ya está considerado de alta toxicidad, cambia todo el tiempo, a medida que se van probando los productos, no es sustento para diferenciar. Se usan criterios distintos en cada país. Y además esa clasificación se hace por su grado de mortalidad, y con mucho menos que matar puede estar causando daños graves.

¿Qué hay de los relatos expuestos en su última carta pública, "Buenos vecinos"?

Los relatos son reales, podemos asegurarlo porque uno de nosotros estuvo en la situación. Se nos acusa de confrontativos, sí, pero lo expuesto es la realidad. Que trabajen, pensando alternativas de producción.

¿Cómo sigue esto?

Según nos dijeron en la última sesión del Concejo Deliberante esto se trataría en abril, así que habrá que esperar, en lo posible haciendo debates abiertos, porque entre cuatro paredes no sirven, que la gente participe. Habrá que esperar, seguiremos trabajando en esto que hace años nos ocupa.

Comentá la nota