Economistas temen que con el nuevo Central se desmadre la inflación

Para los expertos, el Banco Central es clave para contener el costo de vida y piden un programa sustentable. En enero, los precios subieron 2% por alimentos y turismo
Los temores en torno de la suerte del Banco Central se dispararon en el peor de los momentos posibles. La inflación de enero fue de 2% o superior, según consultoras privadas, y se alejó de los parámetros normales para esta época del año. En ese marco, economistas coinciden en señalar que la política monetaria será clave para contener los precios y cuestionaron la "incapacidad" del Gobierno para crear un programa que permita atender esta necesidad y solo apelar a los acuerdos de precios.

El costo de vida escaló entre 50% y 60% en los últimos cuatro años, con una fuerte devaluación de la moneda como telón de fondo. En enero, analistas privados ubicaron la suba del costo de vida en torno a 2%. Orlando Ferreres midió ese número; Miguel Bein adelantó que fue superior a 2% y Ecolatina calculó que llegó a 2,3%, con incrementos en el precio de la carne de dos dígitos y la reactivación del turismo.

El Gobierno intentó revertir la creciente curva inflacionaria apelando a la estrategia de los acuerdos de precios y ahora pretende repetir esa metodología. Tal como lo anticipó a mediados de diciembre El Cronista, el ministro de Economía, Amado Boudou, confirmó que va a "seguir concertando" acuerdos de precios para evitar que "se vaya de madre" el costo de los productos que componen la canasta básica de alimentos.

Sin embargo, economistas consultados por este diario coincidieron en que ese no es el camino que permitirá contener la inflación creciente (ver aparte), sino la "convergencia" de políticas económicas. Recomiendan apelar a la política monetaria. A corto plazo, ningún economista consultado ve una salida posible a la encrucijada en la que entró el Gobierno con los acuerdos de precios y la escalada inflacionaria.

El economista Daniel Marx, propuso, primero, sincerar la situación del Indec y, luego, "crear un programa que quite la expectativa de fuertes ajustes de precios relativos y aclarar algunos senderos de precios". El resto del camino pasará "por una cuestión de manejo monetario", dijo el ex secretario de Finanzas de Fernando De la Rúa.

Para el economista Aldo Abram, "la responsabilidad plena de que haya más o menos inflación es siempre del Banco Central", por lo que propone "bajar el ritmo de expansión de moneda" para contener el alza de precios. El director del Centro de Investigaciones de Instituciones y Mercados de Argentina (CIIMA) remarcó que el Ejecutivo tiene la decisión de "seguir emitiendo pesos", lo que "no es bueno" porque impedirá controlar el alza de precios, aunque se apele a cualquier política.

Por su parte, Carlos Melconian, ex-subgerente del área externa del Banco Central, opinó que el Gobierno "está incapacitado para contener la inflación", dado que para evitar una escalada de precios se debe crear un programa y la administración de Cristina Kirchner "está en una inercia, a velocidad crucero creciente". Agregó: "No hay ninguna capacidad de armar un programa serio y sin programa la inflación es inmanejable". Para él, "no existen más los acuerdos de precios".

Comentá la nota