Los economistas de la oposición prevén un "impuestazo" para después del 28

Los economistas de la oposición prevén un "impuestazo" para después del 28
Creen que sólo así el Gobierno cerrará las cuentas dada la inexistencia del crédito externo.
Tiempos duros para los economistas en la política: Salvo Alfonso Prat Gay en Capital, no hay representantes de "la ciencia sombría" en los primeros lugares de las listas de candidatos para el 28. Lo cual no significa que no tengan voz en el debate preelectoral: la discusión muestra a los economistas de la oposición con muchos puntos en común en lo que hace a las propuestas y a los pronósticos.

Hay matices, como la distinta forma de implementar los planes sociales, pero los economistas de la oposición coinciden en la necesidad de refundar el INDEC, recuperar el crédito, volver al FMI y mantener el tipo de cambio alto. Hablan de una salida muy lenta de la crisis y de una fuerte restricción fiscal que, dada la inexistencia del crédito externo, derivará en una mayor presión impositiva en el segundo semestre del año.

Lo que sigue es una síntesis de la mesa redonda que organizó Clarín con Néstor Grindetti (ministro de Hacienda de la Ciudad y referente del macrismo), Pedro Lacoste, economista del Acuerdo Cívico, y Ricardo Delgado, economista de Francisco De Narváez.

-¿Cómo ven a la economía argentina en 2009 y 2010?

Lacoste: Va a haber una fuerte recesión, con caída de ventas y destrucción de empleo, además de una inflación del 16% anual. No hay motivos para ser optimista en el segundo semestre, porque el Gobierno se encargó de destruir todos los instrumentos de política económica a su alcance.

Grindetti: Parafraseando a Clinton, esta vez hay que decir "es la política, estúpido", y no tanto la economía. Cualquiera sea el resultado para el Gobierno, las perspectivas son malas: si ganan porque van a tener más soberbia y si pierden porque van a salir a tratar de salvar las papas en los próximos dos años.

Delgado: Estamos en una fase contractiva. Si afuera la crisis se empieza a revertir a fin de año, vamos a crecer 0% en 2009 y creo que la Argentina va a tardar más en recuperarse que países como Brasil. Porque no tenemos acceso al crédito, y porque tampoco tuvimos un proceso de inversión que nos deje sin necesidad de tener que hundir capital en infraestructura básica.

-Si pudieran cambiar tres cosas de la política económica, ¿Cuáles modificarían?

Grindetti: Para aprovechar el ciclo que se viene de precios un poco más altos de las commodities hay que hacer una política muy agresiva de fomento de las exportaciones. No daría créditos para la compra de bicicletas y sí para los exportadores.

Lacoste: Esta vez las soluciones económicas no son tan complicadas. Nuestro problema de crédito viene de la desconfianza en un Gobierno que ha destruído las instituciones. Es mucho menos complicado corregir el INDEC, la ONCCA y el BCRA, que tener que hacer un ajuste, como en el pasado. El Gobierno, como no tiene acceso al crédito, va seguir con impuestazos. Hace lo contrario a lo que hay que hacer en épocas de recesión: sube el monotributo, las tarifas y el impuesto sobre los electrónicos. Está ahogando la economía, al revés de lo que sucede en el resto del mundo.

Delgado: hay que volver a las bases del modelo 2002-2003. Hoy el superavit de cuenta corriente tiende a cero. Hay que atacar el problema inflacionario y volver a la salud fiscal y a un tipo de cambio competitivo.

-¿Hay que volver al Fondo?

Lacoste: En la medida que no podamos recuperar el acceso a los mercados, el que nos está llevando irremediablemente al FMI es Kirchner. Hoy el Fondo está a la izquierda de Kirchner, tiene mucha plata y está ansioso por prestarla para programas expansivos.

-Coinciden en casi todo, ¿Por qué no se alían?

Lacoste: Tenemos diferencias. Nuestro seguro a la niñez es universal, no podemos ponerlo en cabeza de organizaciones sociales, como proponen desde la Unión PRO, porque ahí se corre el riesgo del clientelismo.

Grindetti: A nosotros, en la Ciudad, nos fue muy bien trabajando junto al tercer sector.

Delgado: Más allá de algunas cosas en las que no coincidimos, es positivo que los principales partidos de oposición tengamos el tema de la deuda social como eje de las propuestas de campaña.

Comentá la nota