Economistas desconfían del anuncio: esperan mediciones

• CRITICAN LA CONTINUIDAD DEL DIRECTOR NOMBRADO POR EL SECRETARIO GUILLERMO MORENO
El decreto firmado ayer por Cristina de Kirchner generó pobres expectativas entre los economistas.

Según sus consideraciones, todavía habrá que esperar para saber si cambió algo o no cambió nada: serán las próximas mediciones que el instituto publique las que permitirán saber si ha habido un sinceramiento en los datos y si aún es posible recuperar la credibilidad de las estadísticas oficiales.

ALDO ABRAM

No creo que la solución pase por cambiar la dependencia del INDEC dentro del Ministerio de Economía; lo único que alienta alguna esperanza es la constitución de consejos que lo monitorearán. De todos modos, no se sabe cómo se tomarán en cuenta sus eventuales dictámenes, hay que analizar quiénes conformarán esos consejos.

Si se quiere una verdadera solución se la debería buscar en el Congreso, darle independencia al organismo y que pase a ser controlado por el Parlamento.

El organismo fue destruido; remontar el desastre que se hizo requiere medidas drásticas y difícilmente esto se pueda resolver de manera rápida.

JOSÉ LUIS ESPERT

Lo que anunció Boudou es una vergüenza.

A partir de 2007, los empleados del INDEC que trabajaban bien fueron echados y reemplazados por gente de Guillermo Moreno para que dibujara todos los números. Ese es el problema del INDEC; para solucionarlo hay que echar a esa gente y reponer a los que estaban antes. El cambio que debió hacerse no se hizo. Boudou no dijo nada y ascendió a Itzcovich, el cerebro que estuvo detrás del cambio de metodología del nuevo IPC. Ganó Guillermo Moreno, es un triunfo suyo.

CAMILO TISCORNIA

Por un lado, es positivo que haya un anuncio, pero la realidad es que estamos cansados de anuncios promisorios cuya concreción, luego, no es muy buena. Este Gobierno hace anuncios de baja credibilidad. Por eso la prueba será lo que diga el IPC con la nueva gestión; hasta ese momento es pura especulación.

Son anuncios tan vagos que no dan posibilidad de sacar conclusiones concretas. La idea de una auditoría es razonable pero dependerá de quién la haga; si termina siendo gente del riñón del Gobierno, el anuncio quedará en los papeles y no se habrá implementado un cambio verdadero en la práctica.

MIGUEL KIGUEL

Es un primer paso, es bueno que se reconozca que hay un problema. Habrá que verlo funcionar, ver cómo funciona el consejo, quién lo nombra. El organismo sigue dirigido por gente de Moreno, por eso habrá que ver cuál es el índice; hasta que no cambien nadie les va a creer. Hay que esperar.

RICARDO DELGADO

Esto es «cambiar algo para que nada cambie». No es un cambio de fondo. La señal de que una persona de fuerte vínculo con Moreno sea director del instituto es una señal complicada de digerir. Si lo que se busca es enviar señales en este aspecto, no es la adecuada. De lo que se trata es de que la gente confíe en el INDEC y la respuesta ha sido muy leve, marginal; los hombres importantes son los mismos.

VICTORIA GIARRIZZO

Los cambios no convencieron. Se corre silenciosamente a Guillermo Moreno del INDEC, al hacer depender el organismo del Ministerio de Economía, pero ratifica la continuidad del secretario de Comercio Interior en su cargo y Norberto Itzcovich, flamante director del instituto, está identificado con Moreno. Es inevitable la desconfianza.

Comentá la nota