El economista Ljungberg señaló que el Ejecutivo Provincial debería cumplir con la remisión de las cuentas de inversión de períodos anteriores

Nuestro medio entrevistó en forma exclusiva al ex Ministro de Economía de la Provincia, Juan Gilberto Ljungberg, quien analizó las repercusiones de la remisión a la legislatura de la cuenta de inversión correspondiente al período 2008, destacando que "me parece una buena señal de parte del Gobierno", aunque afirmando que sería positivo que prontamente se remitieran las correspondientes a períodos anteriores, ya que "lamentablemente no se conocen los de los últimos 5 años".
Ljungberg señaló que "la cuenta de inversión es un documento que debe elaborar el Poder Ejecutivo anualmente, una vez cerrado el ejercicio, y la Constitución le da un plazo hasta fines de marzo para presentarla al Tribunal de Cuentas. El Tribunal de Cuentas tiene que hacer un dictamen técnico acerca de ella, y remitirla a Legislatura de la Provincia, que es la que finalmente debe juzgar la cuenta de inversión".

En este sentido, "este documento es la rendición de cuentas que hace el Poder Ejecutivo, de la ejecución del presupuesto que ha sido aprobado por la Legislatura en el año anterior. Entonces tiene que rendir cuentas a los representantes del pueblo, que son los legisladores, acerca de la recaudación de impuestos que votó la legislatura, y por otra parte la aplicación de esos ingresos en los distintos gastos del Estado: tiene que mostrar el resultado efectivo de esos ingresos menos esos gastos".

"De ahí surge el efectivo superávit, equilibrio o déficit en la ejecución del presupuesto. Hay que entender que el presupuesto es un documento estimado, previo de lo que se estima recaudar, y una autorización máxima para gastar que tiene el Ejecutivo. Luego, en la cuenta de inversión, los legisladores tienen que ver si esa estimación de gasto se cumplió, y a su vez ver si las erogaciones del Estado cumplieron el límite que le había puesto la Legislatura", añadió.

En el caso de que haya déficit, "ese monto constituye deuda pública, y pasa a sumarse al stock de deuda pública que había a principio del año. Por eso es un documento muy importante esto de la cuenta de inversión, porque permite analizar la real ejecución de las cuentas fiscales".

Por lo tanto, "yo creo que esto, que es una obligación constitucional del Poder Ejecutivo, debe ser cumplido".

Sin embargo, "lamentablemente no se conocen los de los últimos 5 años, ayer o anteayer entró la del 2008, lo cual me parece una buena señal de parte del Gobierno del doctor Barrionuevo, de volver a comenzar a cumplir la obligación constitucional. Sería bueno también que prontamente se remitan las anteriores, las que están faltando".

En cuanto a la ejecución de los presupuestos en Jujuy en la última década, "sabemos que, en general, en los últimos 10 o 12 años son deficitarios. Por eso, ese resultado va incrementando la deuda, y eso se debió haber tenido en cuenta en la estimación del nuevo presupuesto".

Es por eso que "en el presupuesto 2010 se supone que está contemplada la acumulación de deudas que ha generado supuestamente el déficit de los presupuestos anteriores, incluido el de este año".

Relativo a los motivos por los que se produjo la variación de más de $1.500.000 que habría entre el presupuesto actual y el anterior, "yo escuché esta versión del señor Vicegobernador, que decía que probablemente el presupuesto se ubicase en torno a los $4.400.000, lo cual significa efectivamente un salto muy importante respecto al anterior. Esto puede deberse al efecto inflacionario, y seguramente también esté jugando acá el déficit del presupuesto que se espera cerrar este año, que va a constituir incremento en la deuda y hay que prever que hay que pagarla el año que viene".

Por último indicó que "seguramente, como dijo el Gobernador Barrionuevo, este presupuesto va a sincerar las cuentas fiscales, con lo cual tendremos una idea más cierta de la magnitud del déficit fiscal. Por las cifras que se comentan pareciera ser importante, porque se habla de unos 700 millones de pesos, lo cual constituiría entre un 16% y un 20% de déficit, que es una cifra significativa".

Comentá la nota