Economista cuestionó el "populismo" oficial

Escenario. La situación no tendrá un reflejo positivo en el empleo en los meses que quedan hasta cerrar el año. Recién en 2010 volverá a crecer la economía, pero la creación de empleos va a demorarse.
Hace casi una semana, durante el pre coloquio de la región Centro del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (Idea), el economista Daniel Artana lanzó una de las críticas más duras hacia el ex presidente Néstor Kirchner, al señalarlo como el principal escollo por el cual la economía no asiste a un despegue más veloz. Sus palabras se dispararon en un escenario en el cual diferentes sectores del empresariado nacional comenzaron a lanzar cuestionamientos hacia el modelo económico del Gobierno que conduce Cristina Kirchner.

Luego de estas críticas, desde la Union Industrial Argentina (UIA) con un tinte más moderado también cuestionaron el modelo económico y más tarde desde el Instituto Argentino de Ejecutivos en Finanzas (Iaef) redoblaron la apuesta al señalar que "preocupaba la gobernabilidad del país".

Ayer, Artana accedió a una entrevista con EL LIBERAL en la cual el economista, reafirmó algunos de sus conceptos vertidos durante el pre coloquio de Idea.

-¿Por qué Néstor Kirchner es un lastre ante este nuevo viento de cola que recibe la economía argentina?, consultó EL LIBERAL.

-"Porque introduce ruido en la economía y ello desalienta decisiones de consumo e inversión", respondió el economista.

Desde su análisis, "la economía ha empezado una leve recuperación pero ésta demorará un par de trimestres en reflejarse en el mercado laboral". El economista sostuvo no obstante que la forma en que se está concretando esa recuperación "puede dar lugar a huelgas o protestas dentro de la ley".

En ese contexto se refirió a la situación que se dio en la ex Terrabussi (Kraft) e indicó que "lo que ha generado la preocupación –entre los empresarios- es la toma de la planta de Kraft por alrededor de 40 días en una clara violación del derecho de propiedad".

Ante la consulta de cómo serán económicamente los dos años que quedan hasta el cumplimiento del mandato de Cristina Kirchner en 2011, el economista sostuvo que serán de "un crecimiento entre 2 y 3 % al año, una inflación en 15% y algo más de populismo". Respecto de este último punto, Artana sostuvo que "mi impresión es que el Gobierno tratará de evitar medidas "antipopulares" pero que son necesarias para arreglar algunos de los desaciertos en materia de política económica que ha mostrado desde 2003 a la fecha".

Indicó que ese populismo al que aludió, "puede involucrar aumentos salariales que repercutan en la caja de las provincias aún cuando no tengan el dinero para hacerles frente, postergar correcciones tarifarias, avanzar en obras públicas "políticas", entre otras".

Comentá la nota