"La economía terminará el año con una caída del 5%"

Ferreres cree que el Gobierno usa a las universidades para ganar tiempo con el Indec.
Las mediciones del Indec distan mucho de las que realizan las consultoras privadas. Por caso, Orlando Ferreres, quien realiza proyecciones sobre la evolución de la actividad, observó que mientras el organismo recién ahora observa que el país entrará en recesión, sus mediciones revelan que la Argentina ya se está recuperando. Por eso insistió en su previsión: "la economía terminará el año con una caída del 5%". Ferreres dialogó con LA GACETA anoche, antes de disertar en el anfiteatro de la Federación Económica de Tucumán (FET) en el seminario sobre Perspectivas Económicas y Políticas de la Argentina, que organizó la entidad empresaria tucumana en conjunto con la Cámara Argentina del Comercio (CAC). La apertura del encuentro estuvo a cargo del presidente de la FET, Raúl Robín, y del de la CAC, Carlos de la Vega, y del ministro de Desarrollo Productivo, Jorge Gassenbauer. Además de Ferreres, disertó el politólogo Manuel Mora y Araujo, con la moderación del editor de Política y columnista de LA GACETA, Alvaro Aurane. En el panel de economía, a cargo de Ferreres, el moderador fue el prosecretario de Economía de LA GACETA, Juan José Concha Martínez. Ferreres respondió las siguientes consultas:

-¿Estamos en recesión?

-Estamos saliendo. Este es un problema para el Indec que viene mostrando cifras de crecimiento alto de la actividad económica desde 2008. Nosotros pensamos que para noviembre o diciembre el nivel del PBI mensual ya estará por encima de igual período de 2008, pero a ellos no les va a dar eso, porque metieron el dedo antes. No sabemos qué van a hacer. La actividad real llegó a un piso en junio o en julio. Después de eso, comenzó a tener un rebote suave, y se mantiene con ese rebote suave. El año entero terminará entre un 4,5% y un 5% de caída. El año que viene, un aumento de entre el 2% y el 3%.

-¿Cuáles son los factores?

-En la parte agropecuaria, lo que influyó mucho este año fue la niña, la seca (el niño es el lluvioso). Mucha sequía y cayó así de 95 millones de toneladas de granos a 62 millones. Son 30 millones. Esa recuperación es muy fuerte para el año que viene. Se calcula que la cantidad de soja pasará de 32 millones a 52 millones. La industria debió realizar el ajuste de stock. El consumo interno está flojo. La inflación sigue siendo bastante fuerte, de un 15%, y el salario real no aumentó nada. Hay menor ocupación. Eso está generando muchos problemas de poder de compra. El año próximo no parece que esto vaya a comportarse mejor.

-¿Qué opina respecto del plan diseñado por el Gobierno para reestructurar al Indec?

-Estas consultas son para ganar tiempo. Usan a las universidades y a la gente de prestigio para estirar todo. La verdad es que no piensan en resolver el problema. No pueden resolverlo. Si se restableciera el índice de precios al consumidor como se calculó hasta diciembre de 2006, daría un salto de un 37%, lo que mostraría otro nivel de pobreza, otro nivel de indigencia, otro nivel de deuda ajustada por inflación, y otro nivel de inflación también. Tal vez cuando el Gobierno haya completado todo ese canje, yo creo que ahí podríamos ver una solución del Indec. Antes, creo que no.

Comentá la nota