La economía se retrajo 4,6% en un año

La provincia está en el puesto 16 de un ranking elaborado por una consultora económica, la única en el país que mide la actividad a nivel federal.

Neuquén se había beneficiado al caer la convertibilidad, pero ahora la actividad muestra signos de recesión.

Neuquén > La jurisdicción provincial es una de las castigadas por la recesión que consultoras privadas acusan desde el año pasado, tras haber sido uno de los distritos que, en general, lideró los rankings de dinamismo durante buena parte de la etapa post convertibilidad.

Esto es lo que arroja el estudio de Federico Muñoz y Asociados que mide la actividad económica en las provincias desde el año 1997 y creó el Índice Sintético de Actividad en las Provincias, ISAP. Se trata de un índice de actualización trimestral que permite evaluar y comparar de manera homogénea la evolución de las economías de las 24 provincias argentinas. Técnicamente, el ISAP consiste en un índice coincidente del nivel de actividad en cada una de las provincias, que resulta de la síntesis de diversos indicadores parciales o sectoriales.

La recesión se instaló en casi todo el país es el título del último informe que mide la actividad en el segundo trimestre de este año. La medición de esta consultora acusa que Neuquén tuvo una retracción del 4,6 por ciento de su actividad económica desde el último trimestre del año pasado a los dos primeros de este año. Aunque, como todas las estadísticas tienen lecturas diferentes. Si se piensa en un punto neutro en el primer trimestre del año 1997, la provincia creció un 81 por ciento, y se ubicó en el segundo lugar después de Santa Cruz que duplicó su economía, un 112 por ciento. En el extremo opuesto está la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que en este período creció sólo un 19 por ciento.

Ahora si se toma como punto de partida a la etapa post convertibilidad, el primer trimestre del año 2002, Neuquén está en el octavo lugar del ranking con un crecimiento del 80 por ciento, después de Formosa, Tierra del Fuego, San Juan, Santa Cruz, Jujuy, Corrientes y San Luis.

Desde que asumió Néstor Kirchner, segundo trimestre del año 2003, hasta el segundo trimestre de este año, la provincia creció un 62 por ciento, y se ubica en el puesto 16 del concierto de provincias. La más beneficiada en esta etapa no es Santa Cruz que está décima en el ranking con un incremento del 74 por ciento. Es San Juan que encabeza el ranking de crecimiento medido por Federico Muñoz con un 93 por ciento seguida por Formosa con un 90 por ciento.

La medición del índice de actividad comienza a preocupar a partir del segundo trimestre del año pasado. Técnicamente se entiende que cuando hay dos trimestres consecutivos de actividad económica en retroceso, se ingresa en recesión. En efecto, de junio 2008 a junio 2009, Neuquén acumula una retracción del 4,6 por ciento.

El indicador

El consultor indicó que el sistema nacional de estadísticas carece de indicadores que permitan comparar el desempeño económico de las provincias y por ello creó el ISAP tendiente a cubrir este vacío. Se trata de un conjunto de índices coincidentes de actividad de actualización trimestral que permiten evaluar y comparar de manera homogénea la evolución económica de las 24 provincias argentinas.

Dirige el equipo Federico Muñoz, graduado de licenciado en Economía en la Universidad Nacional del Sur de Bahía Blanca. Recibió el título de Máster en Economía en la Universidad de Barcelona, España.

Indicó que este estudio ha logrado convertirse en referente de peso en el mercado de consultoría económica, asesorando en la actualidad a unos 80 clientes entre empresas, gobiernos provinciales, embajadas y demás instituciones.

El trimestre

Veinte de los veinticuatro índicadores de la actividad económica en las provincias acumularon tasas de variación negativas entre el tercer trimestre del año pasado y los dos primeros de este año. Sólo cuatro provincias, Salta, Chaco, Entre Ríos y Jujuy, muestran una variación acumulada positiva en el período.

Federico Muñoz indicó que tras la lectura de los indicadores puede adivinarse un cambio en el patrón de dinamismo regional, a partir de los escasos bolsones de pujanza que quedaron confinados al extremo norte del país.

En contrapartida, adujo, los distritos patagónicas, que en general, lideraron los rankings de dinamismo durante buena parte de la etapa post convertibilidad, hoy aparecen entre los más castigados por la recesión desatada el año pasado.

Comentá la nota