La economía local se engripó

El turismo y los servicios son los más golpeados, aunque se nota fuerte ausentismo en la industria. El parate en Gualeguaychú corre parejo con la gravedad de la emergencia sanitaria.
La gripe A se ha ensañado particularmente con Gualeguaychú. No sólo porque esta ciudad reviste el cuadro epidemiológico más grave de la provincia, según reconocen las autoridades.

También la economía local entró en un frenazo a causa del virus. Muchos negocios están sintiendo el impacto de la merma de consumidores, quienes se han recluido en sus casas para no engriparse.

Además, en interés de la salud pública, la autoridad dispuso la suspensión de algunas actividades mercantiles (bailantas, boliches bailables, pubs, ciber, salas de juego, etc).

En el caso del rubro gastronómico (parrillas, restaurantes, pizzerías y demás) se dispuso una restricción del 50% de su capacidad. A nivel provincial, en tanto, el gobierno determinó la inactividad de varios rubros comerciales y de la esfera pública por el término de 30 días.

Eso impacta severamente en el turismo en el pico de la temporada termal, siendo Gualeguaychú una de las plazas más afectadas. Es tal el efecto de esta medida oficial que Jorge Busti, presidente de la Cámara de Diputados de la provincia, salió a criticarla.

"De esta manera, van a fundir a la provincia", dijo en todo alarmista. Es decir, ya hay un cortocircuito político en el oficialismo por este tema.

Porque mientras el Senado le otorgó facultades al gobernador Sergio Urribarri para que actuara frente a la epidemia, Busti en Diputados convocó a un comité de crisis para tratar de rever esa "drástica resolución, exagerada, desproporcionada".

En Gualeguaychú los actores económicos no han puesto reparos a las medidas oficiales restrictivas, aunque éstas afecten la actividad. "Nos oponemos a cualquier tipo de especulación", ha dicho Miguel Quiroga, en carta enviada a Urribarri.

Como sea, el empresario local y titular de la Unión Entidades Pyme Entre Ríos (UEPER), le pide allí al gobernador que interceda ante los bancos para que posterguen sus exigencias (intereses por descubiertos, cobro de créditos y demás).

Los empresarios piden un "tiempo de neutralidad de obligaciones bancarias", mientras dure la crisis sanitaria y hasta tanto la rueda de la economía vuelva a funcionar.

El argumento central detrás de este pedido es la pérdida de ingresos de los negocios. Cabe consignar que a nivel local el Centro de Defensa Comercial e Industrial, la Corporación del Desarrollo y la entidad que nuclea a hoteles y gastronómicos han hecho extensivo idéntico pedido al sector bancario local.

"Las empresas necesitan las ventas diarias para hacer frente a estas obligaciones bancarias. Y esas ventas hoy se han caído", explicó al respecto el gerente del Centro, Sergio González, en diálogo con EL DIA.

Pero parar el clearing bancario, suspender el cobro de los descubiertos o diferir el pago de créditos, acaso sea una medida que deba tomarse a nivel nacional, aclaró.

"Creemos que hay ciertas medidas que tienen que bajar del plano nacional para paliar este emergencia económica asociada a la gripe A", precisó.

En otro orden, González adelantó que el Centro de Defensa está pidiendo que el fisco –sea provincial o municipal- atempere el cobro de impuestos, para aliviar la carga de los empresarios.

"En el caso local, queremos que las tasas se prorroguen, sin cobro de intereses y multas, por lo menos un mes más", precisó, al señalar que hay prevista una reunión con las autoridades comunales por este tema.

Turismo en problemas

El sector turístico de Gualeguaychú, uno de los más dinámicos de la economía local, ya está sufriendo un parate pronunciado a causa de la presencia del virus.

La temporada invernal está comprometida, confió a este diario Analía Romani, a cargo del Consejo Mixto de Turismo. El sector, según dijo, tenía grandes expectativas para esta época, esperaba con ansia las vacaciones de julio, pero este horizonte se arruinó.

La actividad termal, concretamente, se ha enfriado, a raíz de la decisión provincial de suspender la concurrencia a piletas cubiertas. Con lo cual los dos centros termales de Gualeguaychú sufren una merma en su actividad.

No obstante, alguna gente que había hecho reservas en esos centros ha decidido venir igual aunque no cuente con acceso a las piletas, porque manifiesta deseos de salir de Buenos Aires, según explicó Romani.

La emergencia obliga a tomar recaudos de todo tipo. "Por ejemplo, en hotelería se aconseja llevar los desayunos a las habitaciones. O evitar la aglomeración de gente en el desayunador", aclaró.

Romani reconoció que el turismo local durante los últimos meses no tuvo una gran actividad. Pero esto es un reflejo de una tendencia nacional y regional, señaló. "Colón, por ejemplo, trabajó al 50% en el último fin de semana largo", ejemplificó.

"Hay que pensar que en las crisis económicas lo que primero se ajusta son las actividades ligadas al esparcimiento y al ocio. Esto es una tendencia mundial", destacó la funcionaria.

Por otra parte, el sector turístico de Gualeguaychú viene sufriendo reveces en los últimos períodos invernales. El año pasado, a raíz de la crisis del campo, la actividad se paralizó.

Durante las vacaciones de julio de 2008 la ocupación orilló apenas el 20%, recordó Romani. Ahora el panorama vuelve a complicarse, pero a causa de la gripe A.

Al respecto, la funcionaria se lamentó por la suspensión del Campeonato de Pesca que se había programado para este fin de semana, y que había concitado expectativa a nivel nacional.

Ausentismo en el Parque

"Hay empresas del Parque Industrial que registran un nivel de ausentismo laboral importante", comentó el titular de Corporación del Desarrollo, Ricardo Díaz, el evaluar el impacto de la crisis sanitaria en la industria local.

"Por ejemplo, en una empresa de 60 empleados, faltan 20", ejemplificó el directivo, quien aclaró que la entidad de calle España está apoyando firmemente las restricciones dispuestas por la autoridad, en el marco de la emergencia.

Según Díaz, la gripe A va a impactar globalmente en toda la economía, a nivel nacional y comarcal. "Aunque va a haber sectores directamente afectados, muy fuertemente, como el turismo y el comercio", razonó.

Comentá la nota