En Economía ven lejos la emisión de cuasimonedas pero ajustaron números para pagar salarios

El fantasma de los bonos se agitó por estos días en los medios después de la difícil situación financiera que atraviesan varias provincias. Sin embargo las cuentas locales permitieron pagar los salarios el último día hábil del mes a los empleados públicos. Así lo confirmó la ministra de Economía, Inés Lotto de Vechietti, quien aseguró que "estamos lejos de la emisión de bonos".
En declaraciones a FM Nueva Provincia, la títular de la cartera económica negó la posibilidad que la provincia emita cuasimonedas como sucedió en el 2001 para atender las obligaciones salariales.

"Tenemos una administración saneada y con una previsiblidad trabajada, estudiada desde todos los aspectos", afirmó Vechietti como principal argumento para diferenciarse de otras jurisdicciones que mantienen problemas fiscales que originaron dudas sobre el pago de los salarios.

Formosa es una de las pocas provincias que no muestran déficit financiero pese a que en los primeros seis meses del año ingresaron 9 % menos (136 millones de pesos) de lo que estaba presupuestado para ese periodo del año. Vechietti explicó que para avanzar en el pago de los salarios de los cerca de 50 mil empleados públicos "hicimos ajustes en todos los números para poder cumplir, es un esfuerzo importante".

La funcionaria resaltó que "este no es un hecho menor porque en esta crisis que se impone en todo el país tenemos que seguir cumpliendo con los compromisos asumidos" no solo con los empleados públicos sino también en obras publicas, educación, salud y acción social.

En esta línea, insistió que las cuentas formoseñas "están saneadas y permiten afrontar estos compromisos pero con la mayor atención para que no existan desvíos".

Formosa fue una de las pocas provincias que no recibió fondos de Nación por el concepto del Pacto de Asistencia Financiera (PAF) que sirven para atender la deuda pública, pero que varias jurisdicciones necesitaron para poder afrontar el pago de los salarios de agosto.

"Estamos lejos de los bonos", dijo Vechietti apostando a que la economía comience a crecer en estos meses pero con la certeza que si el viento no es favorable existen una serie de herramientas alternativas para recibir fondos frescos. El escenario no es el mismo que en el 2001 y uno de los síntomas de una economía saludable que es que no se discontinué o extienda el pago de los salarios a los empleados públicos.

Comentá la nota