A la economía le hacen falta más certezas

Por Hernán de Goñi

Cuando se evalúan escenarios económicos para lo que resta de 2009, los cálculos no dan otra palabra que "recesión". Lo que varía es la profundidad. Todavía hay quien percibe que en la Argentina la desaceleración puede ser moderada, aunque también hay consultoras que perciben un segundo semestre más duro, y advierten que el PBI puede terminar el año con una caída superior a 3%.

¿Qué factores tienen capacidad de inclinar esta balanza? El principal, obviamente, es el mundo. El G-20 está impulsando un esfuerzo fiscal fenomenal para que la recuperación de la economía global llegue antes de 2010. Puede dar resultado, pero hay mucho escepticismo sobre la verdadera capacidad de los bancos y de los tomadores de crédito de darle aire al consumo, en medio de una crisis que todavía genera desempleo creciente.

¿Y a nivel local? Todavía no se ve un deterioro sensible del mercado laboral, aunque el menor margen de actualizar salarios que tienen las empresas impactará negativamente en la deuda de las familias. A la Argentina le harían bien un poco de certezas sobre el swap con China, los aportes del FMI y la evolución de los planes lanzados desde noviembre, para saber en qué punto está del camino. Al Gobierno también.

Comentá la nota