La economía global crecerá más en 2010, dice el FMI

Es por los estímulos oficiales. Sin embargo, el Banco Mundial no es tan optimista.
El FMI y el Banco Mundial no tienen la misma perspectiva de la economía global. Mientras el Fondo Monetario Internacional se mostró ayer más optimista y subió su estimación del crecimiento para todo el mundo de 1,9 a 2,4% para 2010, el BM opinó que el planeta "experimentará una contracción (productiva) mayor que la estimada".

En abril pasado, el Fondo había estimado que el año próximo el PBI mundial iba a crecer 1,9%, pero ahora cree que gracias a las medidas de estímulo de varios gobiernos se subirá medio punto más, confió una fuente del Grupo de los 8 (países ricos) con acceso a las nuevas cifras y citada en primer término por la agencia noticiosa Reuters.

Para el año en curso, el FMI mantiene su proyección de una caída de 1,3% en la economía global.

Este fin de semana los ministros de Finanzas y Economía de esos países (EE.UU, Canadá, Japón, Gran Bretaña, Francia, Italia, Alemania y Rusia) tiene prevista una reunión en Italia.

En el informe, las proyecciones para la economía global este año se mantuvieron sin cambios respecto de abril, con el FMI estimando una contracción del 1,3 por ciento.

Allí analizarán los últimos datos disponibles donde, dicen, mejora la perspectiva para Estados Unidos y decae la de Europa.

Mientras tanto, el Banco Mundial afirmó ayer que prevé que la economía mundial caerá este año más de lo previsto y que los países pobres "seguirán viéndose gravemente afectados por múltiples oleadas de tensiones económicas".

"Si bien se prevé que el crecimiento se reactivará en el curso de 2010, el ritmo de la recuperación es incierto y los pobres de muchos países en desarrollo seguirán viéndose golpeados por los efectos secundarios", dijo el presidente de la entidad, Robert Zoellick.

En un comunicado difundido antes de la participación de Zoellick en la reunión de ministros del G-8 en Italia, el organismo dijo que observó una "estabilización de los mercados financieros en muchas economías desarrolladas". Sin embargo, indicó el Banco, "el desempleo y la subutilización de capacidad siguen en aumento, lo que empuja a una baja de la economía mundial".

Según Zoellick, "los países de ingreso bajo que tienen una capacidad limitada de endeudamiento debido al bajo nivel de reservas y presupuestos nacionales reducidos encararán dificultades especiales para obtener financiamiento suficiente en los próximos años". El funcionario previó que, "debido a ello, adquirirá cada vez más importancia el financiamiento proveniente del BM, el FMI y otras fuentes a medida que la crisis se desenvuelva en los países de ingreso bajo".

"La estrategia de recuperación debe promover asimismo la actividad y el financiamiento privados", advirtió.

Los países pobres enfrentan también un recorte presupuestario de entre US$ 350 y 635 mil millones al retirar sus fondos los inversores privados.

Comentá la nota