ECONOMIA La Federación Económica ve un oscuro panorama en Catamarca

“El impacto más grande se va a sentir en enero, ya hay una marcada recesión en distintos sectores y actividades” sentenció el presidente de la Federación Económica a Catamarcactual. Critica a los gobiernos provincial y nacional por no actuar a tiempo; y propone que se convoque a “todos los actores económicos” para encontrar una salida a esta “grave” crisis.
La crisis global hace tiempo que está entre nosotros. Los recientes despidos en la industria metalúrgica, la caída de la recaudación fiscal y la disminución de ventas en varios rubros son los primeros nubarrones de una tormenta económica que muchos especialistas avisoran en el horizonte del año que viene.

Catamarcactual entrevistó por vía telefónica a Carlos Nazareno, presidente de la Federación Económica de Catamarca, para saber su opinión acerca del futuro de nuestra provincia ante dichas circunstancias.

En primer lugar, Nazareno puntualiza -como un factor negativo- la baja percepción de fondos en concepto de coparticipación para Catamarca. Calificó de “despropósito” la falta de mejora en los montos de coparticipación a las provincias por parte del Congreso Nacional en la recientemente sancionada Ley de Emergencia Económica. Otro factor negativo es la baja en la recaudación de regalías mineras –por la caída mundial de precios de los metales-. Ello ocasiona menores ingresos a las arcas de la provincia. Y es sólo el comienzo.

La falta de agua y luz complica aún más las cosas: “Debería crearse un comité de crisis por todos los problemas que tenemos” en los servicios públicos. “Tenemos un problema energético muy serio, está afectando mucho a la producción” (cita como ejemplo el corte de la cadena de frío), y al comercio con la “destrucción de los artefactos eléctricos”. Como paliativo a este grave problema, Nazareno pide que haya “cortes programados por zona”, para que “la persona o el sector adonde se produce el corte en horas determinadas” sepa a qué atenerse.

Políticas gubernamentales poco eficaces

“Acá hay un plan anti-crisis definido puntualmente en lo que es la industria, y Catamarca no es sólo industria. El sector comercial y de servicios es el segundo sector generador de puestos de trabajo” a nivel provincial. Nazareno agrega que está de acuerdo con el apoyo del gobierno provincial a la industria, pero se pregunta “por qué está totalmente ajeno” de los planes del gobierno el comercio y los servicio, siendo éste un sector “dinámico y generador de puestos de trabajo”.

Para Nazareno, lo peor está aún por venir: “El impacto más grande se va a sentir en enero, ya hay una marcada recesión en distintos sectores y actividades”. Los despidos no se limitarán, según el presidente de la Federación Económica, al sector industrial, sino que se extenderán al sector comercial y de servicios.

Al ser consultado a cerca de cómo evaluaba la gestión de Mamerto Acuña al frente del ministerio de Hacienda y del gobierno provincial en general, Nazareno contestó que existe “una demora en la instrumentación de las políticas económicas” (previamente facilitadas por instrumentos como los diferimientos impositivos, las regalías mineras, etc.) que no se aplican “en tiempo y forma”, lo que limita la capacidad de respuesta [del gobierno provincial] en momentos de crisis como el actual.

Además, Nazareno enfatizó que está faltando un “mayor diálogo…el ministro de Economía, el ministro de Producción o las áreas respectivas vinculadas a producción son las que tienen que anticiparse a los hechos” Para ello Nazareno propone convocar a los actores económicos de la provincia “para discutir los temas” y tomar conciencia de la gravedad de la crisis que actualmente atravesamos. Además criticó al gobierno nacional y provincial de no admitir a tiempo las falencias en el sector energético ni la caída de la inversión.

Nazareno inclusive afirma que ésta crisis es más difícil de superar que la de 2001-2002 “estamos hablando de una crisis que va a traer una repercusión muy profunda, y las medidas lanzadas por el Gobierno Nacional en el orden económico dejan mucho que desear, no satisface completamente a los requerimientos ni los intereses que tienen los sectores … Esto se va a ir agudizando porque las empresas no pueden soportar la presión tributaria ni los costos laborales que tienen que afrontar en una crisis”, finalizó.

Comentá la nota