La economía chaqueña se resiente con la Gripe A y la provincia prepara su ajuste

La actividad provincial ya tenía bajas defensas por la crisis internacional que bajó el consumo. El Estado prevé complicaciones financieras. La emergencia sanitaria por Gripe A, tuvo un efecto casi instantáneo en el movimiento económico local y nacional que promete seguir teniendo secuelas aun luego de superado el trance.
A la importante caída de la actividad económica en general y comercial en particular, se suma la previsión de una fuerte reducción de los recursos fiscales, por lo que la provincia ya prepara un paquete de medidas de contención del gasto que se podrá aplicar desde esta semana.

"Creemos que por consecuencia de la crisis por la gripe porcina, la situación de los recursos se podrá resentir en el futuro inmediato", admitió el licenciado Miguel Aquino, subsecretario de hacienda de la provincia, anotando la preparación de medidas de contingencia fiscal desde la provincia.

Reducción de viáticos, revisión integral de las bonificaciones especiales que reotorgan en diferentes jurisdicciones administrativas y un control estricto del giro de las respectivas cajas chicas de distintas áreas que se llevan casi cinco millones mensuales del gasto corriente, son algunas de las medidas de alivio a la tensión diaria de la ejecución presupuestaria y la asignación de fondos cada ves más escasos.

Es que todas las actividades comerciales vinculadas a la circulación de personas se ven afectadas tanto a nivel local como nacional, generando una visible retracción en el nivel de actividad, demanda de bienes y servicios que también amenaza a la economía fiscal.

Los recursos provinciales están directamente vinculados a los impuestos al consumo y se espera que la recaudación nacional retroceda en julio revirtiendo la recuperación que había conquistado el mes pasado por el vencimiento del anticipo de Ganancias que pagaron los contribuyentes.

No tuvo el mismo desempeño la recaudación propia de la ATP, que sumó el mes pasado apenas 32,3 millones de pesos, cada vez más lejos de la meta de 50 millones mensuales.

"Esta en estudio la revisión integral de todos los contratos de obras y servicios, la reducción de gastos de combustibles estableciendo parque cerrado en la emergencia con unidades solo disponibles para el gobernador y los ministros. Se va a paralizar la adquisición de bienes de capital y va a haber una restricción de las cuotas presupuestarias trimestrales a las jurisdicciones, en función de la liquidación de los gastos", adelantó el subsecretario de Hacienda.

Entre otras medidas, señaló también la el cruzamiento integral de todos los contratos y becas, para terminar con las duplicaciones de beneficios en distintas áreas y el mismo control de los subsidios otorgados para constatar de justificación de la situación de los beneficiarios. Del mismo modo, se establecería la paralización de las subrogancias para evitar duplicaciones de bonificaciones.

Actividad resentida

Aunque abren sus puertas en los horarios habituales, bares y restaurantes sufren la desaparición de parroquianos y clientes y el panorama de las mesas vacías aflige a propietarios y empleados.

También los gimnasios ven reducida la concurrencia de sus usuarios, lo mismo que las discotecas, que acreditan sufrir dos semanas de movimiento casi nulo a lo que se sumó la prohibición municipal de actividades hasta fines de junio. "La situación está complicada y esperamos esto pase rápido, luego de un mes sin trabajar", señaló el propietario de un boliche bailable de Resistencia que pidió reservas para evitar sumar mala prensa a su negocio en medio de una angustiante coyuntura.

La situación se replica en todos los centros de compras de la ciudad, como la peatonal donde la menor circulación está poniendo en jaque a los comercios que afrontan altos costos fijos ( ver página 4)

Las actividades vinculadas a los espectáculos son las primeras afectadas. En la provincia, la declaración de emergencia derivó en la caída del 90 % de la agenda cultural local.

A pesar de que no hubo hasta ahora una prohibición expresa de las autoridades para realizar espectáculos y reuniones públicas en espacios cerrados, se suspendieron casi todas las presentaciones, espectáculos musicales, muestras y obras de teatro.

El microcine del Complejo Cultural Guido Miranda Paralelamente se sumó automáticamente a la paralización de las actividades estatales y la caída de público aconsejó también cerrar desde ayer las cinco salas de cine del Hipermercado Carrefour.

Comentá la nota