La economía chaqueña genera menos empleo que en 2008

El índice de demanda laboral (IDIL) elaborado por el Consejo Económico y Social del Chaco (Cones), volvió a confirmar en febrero una importante caída interanual del 24% en la generación de nuevos puestos de trabajo en la provincia respecto del mismo mes del año pasado.
El IDL del Cones mide la expectativa de generación de puestos de trabajo en una serie de empresas representativas de las principales actividades económicas de la provincia. Aunque marcó en el segundo mes del año una recuperación del 34% respecto de enero, básicamente por el reinicio de las actividades propio de esta época del año, ratificó la tendencia negativa que viene registrando en los últimos meses.

“Si bien la mayor parte de la caída está explicada por una baja en la demanda del sector Comercio (-23%), siguiendo en importancia el sector Servicios personales y domésticos (-19%) y el sector Industria manufacturera (-16%), las variaciones interanuales negativas de esos rubros de actividad se ordenan de manera inversa (-16%, -26% y -38% respectivamente). Los principales sectores demandantes que contrapesan estos valores son Actividades Financieras (que creció interanualmente 192%) y Enseñanza, Salud y Administración Pública (con un aumento del 95% interanual) debido al comienzo del ciclo lectivo” anota el informe, confirmando un comportamiento dispar en las distintas actividades.

‘En referencia a las actividades demandadas, la variación del IDL se explica principalmente por cambios en Servicios varios (explica 34% de la variación del índice) y Comercio (explica 29% del cambio). En concordancia, la demanda interanual declinó 33% y 22% respectivamente. Puede agregarse que la variación interanual fue positiva para las actividades correspondientes al sector Construcción (35%) y Agropecuario (38%), mientras que no corrieron la misma suerte las relacionadas con Producción Industrial y Reparaciones y Administración, que en promedio bajaron 36%”, indica.

“En cuanto a los requerimientos cualitativos, tanto la demanda de formación terciaria como universitaria se incrementaron aproximadamente en 13% respecto del mes de enero, mientras que los considerados como oficios presentaron una variación positiva del 12%. La discriminación de puestos según el género se reparte en igual proporción (un cuarto del total), mientras que para la mitad restante es indistinto o no se especifica dicha condición. Se solicita experiencia en puestos similares para el 37% de los casos, y se exige nivel de conocimientos en informática para el 11% de los puestos.

Adicionalmente, la mitad de los puestos demandados (51%) están dirigidos a la franja etaria comprendida entre los 18 y 45 años”, completa el trabajo.

Comentá la nota